Listin Diario
30 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 3:50 PM
Puntos de vista 1 Diciembre 2012
Comentarios 4 - último digitado en 1 Dic a las 3:10 PM
Tamaño texto
FUERA DE CÁMARA
Un artículo huésped de mi hijo Oscar
Compartir este artículo
César Medina
Lobarnechea1@hotmail.com

La adaptación infantil de la Constitución de la República y colocarla en la currícula de la educación básica dominicana, es una de las más trascendentes decisiones de la Cámara de Diputados en muchas décadas. Porque con la Carta Magna debe empezar la educación en nuestro país. Porque al conocer tus derechos respetas tus deberes. Si exiges tus garantías constitucionales, también cumples tus límites legales. La Constitución, consecuentemente, tiene que figurar en la enseñanza básica dominicana.

Por eso acojo como huésped un artículo que escribió mi hijo Oscar, y que hago mío porque tengo pleno derecho:

“La Cámara de Diputados ha tenido la iniciativa de publicar una adaptación infantil de la Constitución de la República. Y qué bien le ha quedado.

El presidente de la Cámara, Abel Martínez, tuvo la lucidez de apoyar una idea que le presentó la educadora santiaguera Dulce Vargas de Castellanos. Muy conocida por su larga trayectoria en la televisión nacional como productora del laureado programa infantil Vivan los Niños, donde comenzaron a mostrar su talento muchos niños y adolescentes que hoy son jóvenes y adultos que sobresalen en las diferentes vertientes de la comunicación social, cual es el caso de la abogada y comunicadora Laura Castellanos, por demás hija de doña Dulce.

De apenas hojear esta Constitución Infantil, se nota que esta reconocida educadora empleó todos sus conocimientos pedagógicos para producir una obra de muy fácil lectura para los más pequeños, donde las imágenes y la ambientación facilitan la comprensión de una temática que, de entrada, pudiera resultar complicada para un infante.

Falsa comprensión
Su lectura resulta divertida y de fácil comprensión. De forma tal que a partir de su edición, nuestra Constitución podrá ser estudiada y conocida por todos los dominicanos desde sus primeros años de escuela básica. Qué importante es esto. Porque aunque la Constitución ha sido zarandeada por nuestros políticos y regularmente utilizada y modificada sólo con fines coyunturales, se trata de la ley fundamental que organiza el Estado, y que establece los valores patrios, así como los derechos y deberes de sus ciudadanos.

Y como para construir una convivencia pacífica es necesario que primero todos conozcamos el alcance de nuestras prerrogativas y responsabilidades como ciudadanos, que la respetemos y la hagamos respetar y la cumplamos, mientras más temprano lo aprendamosÖ mucho mejor.

Pero esta fantástica iniciativa no hubiera sido posible sin el apoyo decidido de Abel Martínez, quien entendió que la edición de esta Constitución Infantil constituiría su gran legado en la Presidencia de la Cámara de Diputados.

Igualmente lo entendieron los diputados de todas las bancadas, quienes unánimemente aprobaron una resolución con el fin de asumir el compromiso de fomentar la difusión de la Constitución Infantil, así como a impulsar programas y estrategias educativas con el contenido de esta obra.

También entendieron su importancia los medios de comunicación, que privilegiaron el lanzamiento de esta obra con portadas y editoriales, aún en medio de la conflictiva aprobación de la reforma tributaria.  

A sacarle provecho
Lo importante ahora es sacarle provecho a esta inversión. Para lo cual es necesario continuar y ampliar la difusión de esta edición de nuestra Constitución.

La cámara de Diputados ha estado haciendo lanzamientos en todas las provincias del país, y distribuyendo ejemplares en las escuelas públicas y privadas. El Presidente de la Cámara ya ha anunciado la celebración de un concurso para los estudiantes, así como acuerdos con el Ministerio de Educación y con fundaciones educativas para promover esta obra.

La edición de la Constitución Infantil constituye una noticia alentadora en medio de estos tiempos un poco turbulentos y confusos. Y por ello un reconocimiento a doña Dulce Vargas y su fundación Vivan los Niños, así como al doctor Abel Martínez, y con él a todos los miembros y empleados de la Cámara de Diputados por esta “tan feliz iniciativa”.    

COMENTARIOS 4
Comentó: Papucho527
De: República Dominicana, La Vega, Concepción de La Vega
El estudio de la Costitución debe ir acompañado del estudio de la instrución cívica que es fundamento de la ética filosofica, las que fueron eliminadas de la educación escolar para dar cumplimiento a la Ley de destrujillizacion del país, lo cual dejó a las generaciones seguientes sin instrucción ética. Debemos rectificar esas fallas pues sin ética no hay conciencia moral ni civica.
1 Dic 2012 7:52 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: DoctorElito
De: República Dominicana
Es la Constitucion mas necesaria que el Manual de Moral y Civica en nuestra juventud?
1 Dic 2012 8:24 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Elbobolavega
De: República Dominicana, Prolong. García Godoy No. 158
Es bueno k además d los niños la lean los mayores. Sobretodo los presidentes d mi país y específicamente el artículo 127 k habla dl juramento:cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes. Cumplió el Dr. Fernández con el art. 127 al excederse en el déficit fiscal?
1 Dic 2012 11:39 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Nimbuskant
De: República Dominicana
Don César, existe un pequeño error pero sería bueno corregir: el subtitulo de "Falsa comprensión" debería decir "Fácil comprensión"
1 Dic 2012 3:10 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña