Imprimir sin imágenes
Las Mundiales 28 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
TRAGEDIA
Mueren 233 personas en una discoteca de Brasil
LA PRESIDENTA ROUSSEFF DECLARA TRES DÍAS DE DUELO POR LA TRAGEDIA
Compartir este artículo
EFE
Río de Janeiro

Un incendio en una discoteca del sur de Brasil repleta de estudiantes universitarios dejó al menos 233 muertos ayer domingo, en su mayoría asfixiados en un tumulto, así como 116 heridos, según el último balance oficial .

Los sobrevivientes relatan el caos, la desesperación y el pánico al no poder escapar por puertas trancadas o muy estrechas. Con la ayuda de pesados martillos, los rescatistas abrieron brechas en el muro para poder liberar a más personas .

“Fue un horror. Perdí a un amigo muy cercano. Las salidas de emergencia eran insuficientes”, dijo el joven dentista Mattheus Bortolotto al canal de televisión Band News. “Una chica murió en mis brazos. Sentí cómo su corazón dejaba de latir. Sólo había visto eso en el cine”, relató .

“Las barreras metálicas utilizadas para organizar las filas de espera bloquearon la evacuación. Las personas se entrechocaban, caían (...) Los que estaban en el fondo de la discoteca quedaron atrapados”, añadió .

El fuego se inició en la madrugada de ayer domingo, hacia las 02h00 (04h00 GMT), luego de que un integrante de una banda musical que tocaba en el escenario lanzara una bengala, según los bomberos y testimonios. El incendio fue controlado recién cinco horas después .

Al inicio del incendio agentes de seguridad man- EFE tuvieron la puerta cerrada para intentar que las personas pagaran sus consumiciones antes de salir, dijeron testigos. “Gritamos ‘fuego, fuego’, pero el (encargado de) seguridad abrió los brazos para mantener la puerta cerrada. Unos cinco o seis derribaron al de seguridad y tiraron la puerta abajo. Era la única salida”, dijo Murilo de Toledo, estudiante de medicina de 26 años, otro sobreviviente .

Una vez fuera, el joven quiso ayudar a sus amigos.

“El fuego era muy fuerte, quemaba y sofocaba, no podíamos entrar. Agarrábamos a quien podíamos y lo tirábamos hacia afuera”...

(+)
LA PRESIDENTE APOYA A SU GENTE

La conmoción llevó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a abandonar la cumbre de la Celac-UE, que se celebraba en Santiago de Chile, para dirigirse a Santa María, donde visitó el hospital de la Caridade, y el Centro Deportivo Municipal, improvisado como depósito de cadáveres. Rousseff declaró tres días de duelo nacional y puso a disposición de las autoridades locales toda la ayuda que sea necesaria para atender a los heridos y a los familiares. De todos los golpeados por esta tragedia.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña