http://images2.listindiario.com/image/article/405/680x460/0/D6A7F071-0D73-4DBF-B634-78A5EC25A34E.jpeg
Listin Diario
31 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:02 AM
Las Mundiales 2 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CUATRO POLICÍAS GRAVES
Ocho heridos y 65 detenidos en manifestaciones por investidura de Peña Nieto
FUENTES DE LOS SERVICIOS DE SEGURIDAD HABÍAN ESTIMADO EN 20 LA CIFRA DE HERIDOS
Compartir este artículo
EFE
México

Ocho personas resultaron heridas y 65 fueron detenidas durante los enfrentamientos registrados ayer entre policías y manifestantes que protestaban por la investidura del nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, en varios puntos de la capital del país, informaron las autoridades de la ciudad.

El fiscal capitalino, Jesús Rodríguez, precisó en una rueda de prensa que de los ocho heridos cuatro son policías que tienen lesiones de gravedad, y los cuatro restantes son civiles que son atendidos por la Cruz Roja y se encuentran estables.

Previamente, fuentes de los servicios de seguridad habían estimado en 20 la cifra de heridos, incluido un civil lesionado de gravedad durante los choques, pero las autoridades capitalinas no hicieron alusión a esto en la conferencia de prensa.

Las imágenes de la cadena mexicana Milenio mostraron al joven tendido en el suelo, inmovilizado, y cuando intentaron arrastrarlo por una pierna no estaba reaccionando.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, señaló que los detenidos destruyeron propiedad privada y pública en varios puntos del centro de la ciudad, incluyendo las inmediaciones del emblemático Palacio de Bellas Artes, y agredieron a los policías incluso con bombas molotov.

"Nunca habíamos tenido una provocación de este tamaño" en la ciudad, apuntó Ebrard, quien rechazó estos "actos de barbarie", que incluyeron destrucción y daños a inmuebles, vehículos y al menos cinco patrullas policiales, así como saqueos de comercios.

Dijo que los detenidos se identifican como anarquistas, pero que aún se desconoce quién está detrás de estas acciones y el objetivo de "crear desorden".

Ebrard, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), señaló que se llegará "hasta las últimas consecuencias" y que aún se trabaja para restablecer al cien por ciento el control en los puntos donde se han registrado los incidentes.

El político desvinculó estos actos de las manifestaciones pacíficas que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el PRD llevaron a cabo en el Ángel de la Independencia y el Monumento a la Revolución, respectivamente.

Los disturbios comenzaron muy temprano en las inmediaciones del Palacio de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados, donde se llevó a cabo la sesión solemne de investidura de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), como presidente de México.

Los manifestantes lanzaron petardos, botellas con gasolina encendidas y piedras, y se enfrentaron con palos en mano con las fuerzas de seguridad desplegadas en los alrededores del recinto legislativo.

Por momentos tiraron las vallas de unos tres metros de altura instaladas para proteger la sede del Congreso y se apoderaron de vehículos para tratar de derribar una barrera metálica e ingresar en la sede.

Los policías impidieron el paso de los manifestantes, en su mayoría maestros y miembros del movimiento juvenil Yo Soy 132, y respondieron con gases lacrimógenos y chorros de agua lanzados desde tanques antidisturbios.

Una vez concluida la ceremonia de investidura, los manifestantes de desplazaron hacia el Zócalo (la plaza central de la ciudad) y en el camino hicieron destrozos en hoteles de la céntrica Avenida Juárez, rompieron vidrios de instalaciones bancarias y destruyeron paradas de autobuses.

También arremetieron contra restaurantes y vehículos privados estacionados en las calles, y realizaron pintas en edificios públicos.

Mariana Favela, miembro de Yo soy 132, dijo a Efe que hubo "una estrategia de provocación" así como una "utilización desmedida de la violencia" por parte de los cuerpos policiacos.

"Quienes nos manifestamos de manera pacífica (...) sentimos el hostigamiento constante de los cuerpos policiacos, quienes nos fueron amedrentando y recluyendo en espacios", aseveró.

Yo soy 132 convocó a un cerco en las instalaciones del Congreso para protestar por la vuelta al poder del PRI de la mano de Peña Nieto, al que consideran un presidente "impuesto" por la cadena Televisa.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña