http://images2.listindiario.com/image/article/432/680x460/0/D58F51A9-A13F-45CC-A76C-D3420B8A1E3E.jpeg
Listin Diario
17 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:29 AM
La Vida 8 Abril 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
SALUD
Incidencia del labio leporino en el país
ES VISTO CON MAYOR FRECUENCIA EN ETNIAS COMO LA ASIÁTICA
  • Tratamiento. La cirugía es el recurso más seguro.
Compartir este artículo
María del Pilar Menéndez
maripily.menendez@listindiario.com
Santo Domingo

El labio leporino es una malformación congénita que consiste en una separación en el labio superior, y su origen, según puntualiza Miguel Cotes, presidente de la Fundación Renacer. Proviene de diversos factores, como pueden ser el componente genético, a la vez que puede asociarse con la contaminación ambiental y problemas nutricionales que alteran el desarrollo del embrión, al encontrarse en su período de gestación. Se da con más frecuencia en determinadas etnias, como la asiática, y menos frecuente en la afro descendiente.

Hay instituciones como Macla y la Fundación Renacer que se han dedicado durante 21 años a darle tratamiento, todos los meses de febrero de cada año a niños de los lugares más necesitados del país que sufren de este defecto físico, proporcionándoles cirugías reconstructivas sin costo alguno. También han realizado ocho jornadas de cirugía reconstructiva de orejas en octubre de cada año.

La labor
La institución Macla está unida con el Hospital Docente Padre Billini y la institución Cuerpo de Paz.

“En el país, lamentablemente no nos escapamos de las cifras mundiales”, sostiene Cotes. Explica que las cifras de la incidencia de esta malformación es alta, por lo que han recibido un grueso de pacientes de todas las provincias que conforman las zonas cercanas a Santo Domingo, como también del área Este de San Pedro de Macorís y San Cristóbal. En el área del Sur vienen pacientes de Las Matas, Barahona, Neiba, Santiago Rodríguez, Montecristi, y de otras áreas como Nigua y Pantoja, entre otras.

“El porcentaje de niños que nacen con la malformación, según algunos autores, es de aproximadamente 1 en 650, otros dicen que es de 1 en 750”, expresa Cotes. Explica que también han recibido un número alto de pacientes con polidactilia o dedos supernumerarios, un trastorno genético que provoca que el paciente tenga más dedos en la mano o pie de lo que corresponde.

Jornadas
“Los pacientes que resultan más beneficiados son los de las áreas y provincias cercanas a Santo Domingo”, dice Cotes.

Macla es una institución con casi 30 años de labor, conformada por aproximadamente 80 médicos norteamericanos provenientes de diez universidades de los Estados Unidos, todos  de una muy vasta experiencia y conocimientos profesionales. Junto al personal del Hospital Docente Padre Billini hacen un equipo de más de 200 personas trabajando durante quince días en el mes de febrero, haciendo un promedio de 30 cirugías diarias. Reciben pacientes de todas las edades y cada uno debe asistir a una consulta en la que es evaluado y se decide si califica para recibir un plan quirúrgico y ser operado totalmente gratis, siendo supervisados hasta su total recuperación.

Hay malformaciones que son corregidas con un solo tratamiento, pero hay pacientes que, variando en los diferentes casos, pueden necesitar más de una intervención quirúrgica.

“Hemos tenido pacientes que han recibido hasta cinco cirugías; todo va a depender de la situación con la que llegue el paciente”, agrega Cotes.

(+)
LA NUTRICIÓN PUEDE INCIDIR EN TRASTORNO

Cotes explica que la gran dificultad desde el nacimiento es de carácter nutricional, pues al tener una hendidura en el labio el niño no puede ingerir sus alimentos de manera correcta, por ejemplo, se le puede hacer muy difícil succionar la leche del biberón. Estos niños son propensos a presentar con frecuencia problemas respiratorios e infecciones de oído, por lo que el problema físico se convierte de igual forma en un problema funcional, y con el tiempo otras complicaciones de salud.

Recomienda que al niño que nazca con labio leporino se le opere implementando la “regla de los 10”, que sería a partir de los 10 meses de edad, contando con 10 kilos de peso y 10 de hemoglobina.

Las instituciones mencionadas previamente se han esforzado en los últimos años por trabajar en las cuatro regiones del país. El doctor Cotes expresa que es muy importante tener el apoyo de los medios de comunicación para seguir llevando a cabo esta importante iniciativa, porque de esta forma pueden difundir el mensaje con más alcance y un mayor número de personas puede salir beneficiado.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña