http://images2.listindiario.com/image/article/426/680x460/0/5BBAE61F-B144-4C73-995F-18CC7E54D161.jpeg
Listin Diario
21 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:31 AM
La Vida 10 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
PUBLICACIÓN
Freddy Reyes revive a héroes anónimos
LO HACE EN “DEL BACHILLER QUE CONSTRUYÓ UN AEROPLANO EN EL PATIO DE SU CASA”
  • Origen del título. El nombre largo de la obra, aclara el autor, es en honor a las novelas de caballería cuando tuvieron su auge en la literatura española.
Compartir este artículo
María del Pilar Menéndez
maripily.menendez@listindiario.com
Santo Domingo
Para el escritor Freddy Reyes, nuestra historia debe ser rememorada rescatando anécdotas, como las que se desarrollan en su libro “Del bachiller que construyó un aeroplano en el patio de su casa”, basada en un hecho real, donde emplea elementos del realismo mágico, tan característicos y representativos de la literatura posmoderna latinoamericana.

Para ello nutrió su inspiración de autores como García Márquez, José Saramago y Jorge Luis Borges. Describe la historia de un bachiller, nacido en una de las mejores familias de San Pedro de Macorís, que, durante la Era Trujillista, tuvo el deseo, más bien osado, de construir un aeroplano en su patio, siendo capaz de lograr el cometido.

El objetivo de Reyes no es otro que hacer visibles esos héroes anónimos de la historia que han sido obviados y sustituidos por otros que, siendo más políticamente conveniente destacar, son los reconocidos. Para Reyes no es importante señalar si las dictaduras son buenas o malas; representan, después de todo, una combinación de hechos que han marcado nuestro pueblo, cuyo ritmo histórico es muchas veces cambiado o reorientado por los que ganan el poder político.

La historia, que el escritor se empeña en colmar de atributos de lo fantástico, lo irreal y, en ocasiones, de una notable carga erótica, retrata la época en que se vivía en la frustración del miedo constante y la impotencia, es un llamado a despertar en nuestras memorias lo que esto significó para una nación debilitada por la corrupción, la opresión y el abuso de poder.

El detonante del relato principal se orienta siguiendo la leyenda de Don Dédalo y su hijo Icarito, quienes desde una prisión, y sin tener conciencia de ello, llegan a ser considerados héroes nacionales por un pueblo que, espera, serían ellos los que harían ricos a los pobres y pobres a los ricos, pues llegan a conjeturar la actitud de que la libertad puede ser lograda a través del vuelo, lo que logran hacer real ante el asombro de todos en la cárcel, cosa que conlleva al rumor que causa revuelo en las esperanzadas mentes de todos. De ahí se recae en la narración del bachiller, que se encuentra decidido a ejecutar su misión ignorando a lo que se enfrentaba, encontrándose su patria afligida por una dictadura de tal magnitud, como fue la de Trujillo.

El atrevimiento del joven bachiller crea conflictos en el sistema dictatorial. A partir de aquí la historia se ve matizada por una serie situaciones jocosas y pasiones eróticas, que el autor utiliza para darle el toque entretenido al relato y hacerlo más digerible para cualquier persona.

“Pretendo lograr que quien lea la historia se dé cuenta de que la vida no solo es difícil ahora, y recuerde que siempre lo será -señala Reyes-. Ahora y siempre será espinoso el diario batallar, por eso uno tiene que ser como el bachiller de todos los tiempos: vivir intensamente”.

Otras obras
El autor, a la hora de comenzar con nuevas creaciones, va creando los personajes que simultáneamente adquieren vida y se desenvuelven en la historia. Ha publicado obras como “Detrás del biombo”, “La alegría de vivir”, “Las epístolas” y su más reciente “Reina peregrina”, en la que se basará, según se especula, una producción fílmica, que también tiene ese toque característico de fantasía e irrealidad.

“A veces yo mismo me río de las hazañas de los personajes que he creado”, comenta Reyes.

Es característico del escritor valerse de una combinación de hechos reales y ficticios, lo cual le otorga a sus obras una carga estimable de componentes alusivos a la cotidianidad. Casi todas sus historias se desarrollan en contextos políticos sociales, pues no solo vivió la época de la dictadura en carne propia, sino que también fue testigo de acontecimientos que marcaron de una u otra manera su trayectoria literaria.

El tiempo
Puede despertar curiosidad cómo Freddy Reyes emplea su tiempo y logra dedicarse a la elaboración de sus novelas, pues, además de ser escritor, recaen en él las responsabilidades que conlleva ser administrador de una entidad como la Asociación La Nacional de Ahorros y Préstamos, incluso en una época se dedicaba también a realizar trabajos periodísticos, impartir clases, aprender aviación y otras ocupaciones, pues él mismo se considera de muchas facetas.

“En muchas ocasiones me han preguntado: ¿cómo te alcanza el tiempo? -expresa Reyes-. Yo pienso que el día que voy a morir voy a dormir la vida eterna, entonces mi labor es tomar un poco de ese tiempo prestado. La computadora ha representado una gran ayuda, no solo para mí, para quien sea que quiera escribir, existe esa facilidad. Escribir es la forma de desconectarme del mundo”. Su obra “Del bachiller que construyó un aeroplano en el patio de su casa” le tomó casi 3 años realizarla.

Lo meditó bastante, le empleó detenimiento y la corrigió con tiempo.
COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña