http://images2.listindiario.com/image/article/424/680x460/0/F7D2C115-53A4-44C3-9AFE-A392CF52A2E5.jpeg
Listin Diario
23 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:07 PM
La Vida 1 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
CAMBIEMOS LA PÁGINA
‘Quiero trabajar para nuestro país’
LA DOMINICANA ANNIETE COHN-LOIS EUSEBIO, DE 21 AÑOS, DIRIGIÓ EN LONDRES EL MODELO DE NACIONES UNIDAS MÁS GRANDE DE EUROPA
  • Equipo. Anniete Cohn-Lois Eusebio, al centro, junto a los miembros de la secretaría del LIMUN 2013.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

A sus 21 años, la dominicana Anniete Cohn-Lois Eusebio fue la responsable de dirigir el Modelo de Naciones Unidas más grande de Europa: el London International Model United Nations 2013 (LIMUN 2013), realizado en la capital inglesa del 15 al 17 de febrero.

Graduada de Relaciones Internacionales en la Hult International Business School, Cohn-Lois Eusebio no obtuvo tal honor por casualidad. Tiene más de ocho años de experiencia en gestión de conferencias y desde los 13 años participa en los Modelos de Naciones Unidas.

Colaboradora de la Embajada de la República Dominicana en Londres, ciudad donde cursa una Maestría en Emprendurismo Social, la joven se proclama apasionada de temas como la mitigación de la pobreza y el empoderamiento femenino.

Desde Londres, vía correo electrónico, Cohn-Lois Eusebio conversó con LISTÍN DIARIO sobre sus aspiraciones y su experiencia como secretaria general del LIMUN 2013.

¿Cómo te eligen para presidir este encuentro y qué significa para ti?
Me eligen por medio de sufragio. Tras haber desempeñado varias posiciones desde el 2010, en el 2012 decidí lanzarme para la posición de secretaria general. Las elecciones tuvieron lugar en un salón de reuniones en la sede de British Broadcasting Corporation (BBC) en Londres, un jueves en la noche del mes de marzo del 2012. Recuerdo que eran casi las 11:00 de la noche, cuando, tras contar los votos, el secretario general invitó a los competidores a pasar al salón de reuniones, junto a la mesa directiva, y demás miembros del secretariado. Cerró la puerta del salón, nos pidió que procediéramos a la parte delantera, y luego anunció que nuestro nuevo secretario general era un ser “apasionado, dedicado, quien ha realizado un excelente trabajo durante los últimos años y que vino a ponerle la chispa latina a LIMUN”, ¡salté y empecé a darle abrazos a todo el mundo!

Ser la primera dominicana que preside un Modelo de Naciones Unidas de tal magnitud tiene un significado simbólico, ya que representa el primer gran paso hacia el futuro cercano en el que quiero trabajar para nuestro país y la imagen que quiero que tengan de nuestra gente, sobre todo en el escenario internacional.

Escalar “desde abajo”, siendo fiel a mis raíces y sin provenir de altos recursos económicos (ya que había sido la tradición reinante en LIMUN), representó sobrepasar inmensos obstáculos personales y profesionales, los cuales me han transformado de forma significativa.

¿Qué responsabilidades implica presidir el LIMUN?
Presidir LIMUN implica diseñar una estrategia de trabajo de un año, llevarla a cabo y seleccionar un grupo de trabajo altamente competitivo, el cual contribuye colectivamente a la ejecución de esta.

La edición del 2013 implicó más responsabilidades que nunca, ya que al presentar mi candidatura, presenté una serie de lineamientos a seguir durante mi ponencia, los cuales se enfocaron en que el evento fuese innovador, distinto en su rama y sobre todo más incluyente, con el fin de maximizar el impacto social que pudiese tener en la juventud internacional, lo cual se vió reflejado en mayor cantidad de trabajo previo a la fecha de la conferencia.

¿Cómo fueron los días previos al evento?
¡Intensos! Han significado noches sin dormir, cientos de e-mails al día, y mi vida social se ha reducido al 0%. Pero los mensajes de mis amigos, tanto en Londres como en la República Dominicana y otras partes del mundo, así como el apoyo de mis padres, especialmente mi madre, han sido el mayor motivador para seguir adelante y dar la milla extra. Abrir la computadora y ver todos los lindos mensajes de seres queridos, sentir la confianza y fe que han depositado en mí, ha hecho de esta experiencia algo inolvidable.

¿Ha cambiado tu visión de la política internacional -y de los tomadores de decisiones el participar en el LIMUN?
Absolutamente. Me ha ayudado a comprender muchas de las decisiones a veces tomadas por los líderes tanto en ONG como en los sectores gubernamentales e intergubernamentales. Presidir un grupo de trabajo durante todo un año, compuesto por personas de más de ocho nacionalidades, con visiones, principios y crianzas diferentes, así como tomar decisiones administrativas cuando se cuenta con recursos muy limitados, y a la vez mantener la armonía y motivación dentro del grupo, son experiencias que contribuyen a analizar y comprender lo delicado que puede ser tomar las mejores decisiones, y que estas se vean reflejadas en los resultados.

Los participantes del encuentro no dejan de ser jóvenes como cualesquiera. ¿Qué medidas se toman para asegurarse de que 1,500 jovencitos mantengan la compostura en una gran ciudad?

Normalmente en el caso de los modelos en Europa, los jóvenes siempre asumen una conducta seria y muy comprometida con el modelo, debido a que significa mucho para las sociedades universitarias participar y ganar, por el prestigio que tiene y lo que significa regresar con premios a casa. El jefe de delegación y/o el profesor encargado son responsables por la conducta de sus delegaciones afuera de las sesiones de trabajo. Durante las sesiones, nos aseguramos de que todo marche en orden a través de nuestro staff y el de la universidad, aunque bien reitero que el compromiso con que las delegaciones asumen sus representaciones hace que la necesidad de control sea mínima.

El hecho de que los participantes no se hospeden en un mismo sitio (cada delegación es responsable por su acomodación) contribuye al gran desempeño del evento.

En uno de tus recientes tuits comentabas: “La gente ignora que a veces el mejor liderazgo es de atrás, no al frente...”. ¿A qué te refieres? A muy temprana edad, pareces desarrollar un liderazgo “al frente”.

Desde pequeños nos enseñan a ser líderes, “ser la cabecilla del grupo” o “el que está adelante en la fila”. Sin embargo, a veces ignoramos la fuerza que pueden tener nuestras opiniones desde atrás. Aunque para el público exterior pueda parecer que estoy siempre al frente, lo que me ayudó mucho en LIMUN fue sentarme a escuchar a los demás y, en consecuencia, sugerirles lineamientos y ayudar con herramientas, mientras cada uno de los integrantes desempeñaba su cargo, porque mi objetivo era que cada quien desempeñara lo suyo, no ser la “secretaria general que lo hace todo”. Al final, los resultados fueron inmensos y algo digno de ver. Todo el mundo estaba “puesto pa’ lo suyo”.

EL SISTEMA EDUCATIVO
Soñaba con estudiar en el Viejo Continente De niña soñabas con estudiar en Europa. ¿Cuál era tu propósito?

Figuras que admiro mucho como Juan Pablo Duarte y el profesor Juan Bosch estudiaron en Europa. Desde pequeña me vi motivada a estudiar en Europa, porque quería entender qué hacía diferentes a los países desarrollados de los en vías de desarrollo, y quería entender cómo esas naciones piensan, con el fin de algún día ser un “puente entre ambas sociedades” y así construir un futuro más justo para los países en vías de desarrollo. Ahora, aunque sigo siendo idealista, las experiencias vividas en Europa me han ayudado a construir un “ideal más realista” de los objetivos que puedo lograr y los pasos a seguir en el futuro para llevarlos a cabo.  

Mark Twain dijo: “No dejes que la escuela interfiera con tu educación” y tú corroboras con él. ¿Eres una crítica del sistema educativo?
El haber realizado parte de mi educación en República Dominicana y luego en Europa ha contribuido mucho a la de-construcción mental de ideas impregnadas a través del sistema educativo desde muy temprana edad.

Cuando estaba leyendo el libro “Dreams from my father”, de Barack Obama, hubo una parte que se quedó en mi cabeza: en el momento en que él va a cursar sus estudios en la universidad en Estados Unidos, le dicen: “Tú vas a la universidad a ser entrenado”. A veces no cuestionamos ideas y sistemas impregnados en nosotros, porque “es la norma”, “la tradición” o “el camino hacia el éxito”. Sin embargo, cuando interactúas con personas de diferentes nacionalidades descubres qué tan diferente puede ser la historia y la educación impartida en los diversos salones de clases.  

Aunque si bien le debo muchos de mis logros profesionales a la educación vista en la escuela, las enseñanzas más significativas en mi vida las he obtenido fuera del aula de clase.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña