http://images2.listindiario.com/image/article/411/680x460/0/CF97C775-8C97-4933-995D-949967DB6F94.jpeg
Listin Diario
28 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:21 AM
La Vida 31 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CIENCIA
Una nueva luz para tratar enfermedades
DESCUBRE INTERACCIÓN TÓXICA EN LAS NEURONAS QUE CONDUCE A LA DEMENCIA Y ESCLEROSIS
  • Resultados. Estos descubrimientos arrojan una nueva luz acerca de la relación entre los elementos implicados en dos enfermedades neurológicas devastadoras.
Compartir este artículo
Jacksonville, Florida

Investigadores de la Clínica Mayo de Jacksonville, en Florida, descubrieron un proceso tóxico celular mediante el cual una proteína que mantiene la salud de las neuronas se vuelve deficiente y puede conducir a la demencia. Estos descubrimientos arrojan una nueva luz acerca de la relación entre los culpables implicados en dos enfermedades neurológicas devastadoras: demencia frontotemporal  y esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.   

Este estudio fue publicado en este mes de diciembre en el número en línea de Proceedings of the National Academy of Sciences. No existe cura para la demencia frontotemporal, un trastorno que afecta a la personalidad, la conducta y el lenguaje y sólo es superada por la enfermedad de Alzheimer como la forma más común de demencia de inicio temprano.

Aunque se ha dedicado mucha investigación a comprender el papel de cada proteína defectuosa en estas enfermedades, el equipo de la Clínica Mayo tomó un nuevo enfoque para examinar la interacción entre TDP-43, una proteína que regula el ácido ribonucleico mensajero (ARNm) ó moléculas biológicas que llevan la información de los genes y son utilizados por la células para guiar la síntesis de proteínas ó y sortilin, que regula la proteína progranulina.

“Hemos tratado de investigar cómo TDP-43 regula los niveles de la proteína progranulina, dado que los niveles extremos de progranulina en cada extremo del espectro, demasiado bajos o demasiado altos, respectivamente pueden conducir a la neurodegeneración o el cáncer”, dice la investigadora principal del estudio, Mercedes Prudencio, Ph.D. una neurocientífica del campus de la Clínica Mayo en Florida.

Los neurocientíficos encontraron que la falta de proteína TDP-43, ampliamente implicada en la demencia frontotemporal y la esclerosis lateral amiotrófica, conduce a niveles elevados de sortilin ARNm defectuoso.

El equipo de investigación es el primero en identificar niveles significativamente elevados de sortilin ARNm defectuoso en tejido de  cerebro humano de autopsias en casos de demencia frontotemporal/TDP, el subtipo más común de la enfermedad.

“Encontramos que una falta de TDP-43 interrumpe el proceso celular llamado “splicing” del ARNm que precede a la síntesis de proteínas, lo que resulta en la generación de una proteína sortilin defectuosa”, dice la Dra. Prudencio. “Más importante, la proteína sortilin defectuosa se associa con la proteína progranulina y como consecuencia priva a las neuronas de los efectos protectores de la progranulina que evita la muerte celular asociada con la enfermedad”. La investigación fue financiada por la Fundación Clínica Mayo, los Institutos Nacionales de Salud, y el Instituto Nacional en Envejecimiento, la Asociación ALS y el Departamento de Defensa.

 Al mejorar la comprensión de la comunidad científica de los procesos biológicos que conducen a la demencia frontotemporal, los investigadores también han allanado el camino para el desarrollo de nuevas terapias para prevenir o combatir la enfermedad, dice Leonard Petrucelli, Ph.D. jefe del Departamento de Neurociencia de la Clínica Mayo en Florida, quien dirigió la investigación.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña