La Vida 20 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
KAIRÓS
En tiempos de desolación
Juan F. Puello Herrera

“Llegue hasta ti mi súplica, Señor”. En tiempos de desolación o de una enfermedad que nos angustia, hagamos a manera de oración una súplica a ese Dios de bondad y abrigo salvador nuestro. Cuando nuestras fuerzas tanto físicas como espirituales se encuentran al límite, es el momento de inclinar la cabeza para pedirle al Señor que nos libre de los sufrimientos que nos abaten. Auxílianos Señor y muéstranos si es posible conocer la causa de tanto  sufrimiento.  Esperamos por ti Señor, no nos abandones.         

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña