http://images2.listindiario.com/image/article/402/680x460/0/E9D8C4B7-E70A-43E2-B88A-F2A6974F5EBF.jpeg
Imprimir sin imágenes
Listin Diario
21 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:55 AM
La Vida 20 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
RESPUESTAS A SITUACIONES
La creatividad en primer nivel
EDAD INICIAL. ES LA IDEAL PARA LLAMAR LA ATENCIÓN DEL ESTUDIANTE
  • Ambiente. Este debe ser atractivo, que genere ideas y que el niño se sienta libre para ser, sentir, pensar y expresarse.

Compartir este artículo
Marta Quéliz
Martha.queliz@listindiario.com
Santo Domingo

La creatividad es una herramienta clave para despertar el interés a la hora del aprendizaje. Hacerlo durante la etapa inicial es lo ideal para lograr los mejores resultados.

Para comprender mejor todo lo que implica el término, es importante hacer mención de la definición de Robert Stenberg, estudioso de la creatividad. Para él, “la creatividad es una decisión acerca de una actitud hacia la vida”. Entiende que para motivar y desarrollar la creatividad en los alumnos es necesario enseñarlos a mantener y buscar un equilibrio entre las habilidades analíticas y prácticas de pensamiento. En definitiva, es una forma de responder frente a situaciones de manera diversa y original.

Según María Consuelo Brugal, directora de Hogar Montessori: “Cuando hablamos de creatividad pensamos de inmediato en arte, publicidad, literatura, entre otros, y nos olvidamos posiblemente que esto es tan solo una manifestación de algo que es mucho más amplio y profundo”.

Educar en la creatividad implica amor al cambio. El profesor debe crear un clima donde se enseñe de manera dinámica, no como algo estático e inmutable. Brugal entiende que en el aula y en las clases se debe permitir la libertad de pensamiento y la comunicación estimulante.

Coincide con Stenberg en que el ambiente debe ser atractivo, que genere ideas y que el niño se sienta libre para ser, sentir, pensar, expresarse, experimentar a su modo y que sepa que se le acepta como es y que su aporte como persona es valorado. 

Técnicas para el desarrollo de la creatividad
Robert Stenberg, estudioso de la creatividad entiende que para que el desarrollo de ésta sea posible en los infantes, hay que proveerles un ambiente motivador, estimulante y enriquecedor, donde el infante pueda moverse con libertad, explorar y manipular objetos y materiales. Debe haber una atmósfera de libertad psicológica y profundo humanismo, que, a su juicio son elementos fundamentales para el desarrollo y la manifestación de la creatividad del estudiante.

María Consuelo Brugal, directora del Hogar Montessori, sostiene que es importante señalar que la creatividad no se enseña de manera directa, sino que se propicia. 

El método Montessori ayuda a lograrlo. Sobre éste, Brugal explica que conviene un ambiente preparado de acuerdo a la etapa de desarrollo en que se encuentre el infante. El salón de clases es una fuente de materiales, los cuales el estudiante puede utilizar con libertad de tiempo y puede variar la forma de trabajarlo de la que le  ha mostrado la profesora. El alumno puede trabajar solo, acompañado por otros compañeros o simplemente limitarse a observar a otros trabajando.

Según este método, el estudiante puede aprender de otro o enseñar a su compañero. También tiene libertad de movimiento en el salón siempre y cuando no interrumpa ni interfiera con el trabajo y la concentración de otro estudiante. El alumno puede expresar su creatividad también a través de la pintura y el dibujo que deben estar de manera permanente en el salón a la disposición de ellos.

La atmósfera de seguridad, aceptación, libertad (dentro de parámetros de disciplina) y respeto que el infante encuentra en el salón y en el colegio en general, proporcionan un ambiente ideal, donde el estudiante va desarrollando no sólo la creatividad, sino todos los aspectos que componen el ser humano logrando un balance significativo entre todos. Cita un pensamiento de María Montessori que reza: “La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla sola para que se desarrolle”.

Tres décadas de enseñanza
Cumplir 30 años al servicio de la educación no es una tarea fácil, sobre todo cuando ésta se concentra en tres aspectos fundamentales como: formación integral, formación humana y excelencia académica. Con estos tres pilares a la mano, el Colegio Hogar Montessori ha logrado formar estudiantes que una vez fuera del centro se distinguen por su conducta de respeto, su humildad y sobre todo, por su preparación, asegura María Consuelo Brugal, directora del centro de enseñanza.

Desde que comienzan sus estudios hasta que salen luego de haber cursado el sexto grado, los estudiantes reciben una enseñanza basada en valores “de ahí el éxito que ha tenido el colegio a lo largo de estos 30 años”, sostiene Brugal.

Para ello, desde su fundación ha contado con un cuerpo docente que se ajusta a las normas establecidas por la institución en beneficio de sus estudiantes. “Y los padres y las madres son parte importante para el logro de nuestras prerrogativas. Los involucramos en nuestras actividades para que se sientan parte importante en la formación de sus hijos”, puntualiza.

Dice que se mantienen innovando para ponerse a tono con los tiempos. En ese sentido, tienen previsto abrir tandas de clases de inglés y otros idiomas en horas de la tarde para complacer las necesidades de sus alumnos.

Durante estas tres décadas han conformado un programa de actividades para todo el año escolar. Comienzan en septiembre con la definición del tema a tratar durante todo el período. Tradicionalmente sueltan globos, uno por cada año que tenga el colegio.  

En octubre celebran encuentros entre dos culturas, pero con un enfoque diferente, y realizan las cantadas y un día de juegos entre padres e hijos. Noviembre es para celebrar “Los intramuritos”, que es una actividad realizada por los más pequeños. También hacen un homenaje a las Hermanas Mirabal y celebran un día familiar con egresados del centro. A principios de diciembre se oficia una misa para dar inicio a las fiestas navideñas y realizan una caminata por todo el sector, que termina en el patio del colegio con un desayuno.

En febrero celebran el mes de la Patria y se entregan los honores del primer período. En marzo celebran la Semana de la Geografía y hacen una jornada para llevar libros a  los bateyes. En mayo celebran el Día de las Madres y la Primera Comunión. En junio es la entrega de “Las Jarritas”, que consiste en darle a los estudiantes que pasan a primero una jarra con su nombre. En ese mes se despide a los alumnos del sexto. El año siempre lo cierra con un concierto.

La directora destaca que durante todo el año escolar también se realizan concurso de literatura y se desarrolla un programa de lectura, todo para motivar de una manera creativa e instructiva al estudiantado. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña