http://images2.listindiario.com/image/article/5/680x460/0/8E817A2A-F8B6-40B0-BCF8-1830BC3BD7A4.jpeg
Listin Diario
24 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 12:58 AM
La Vida 26 Febrero 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
IMPORTATE
Un virus que afecta la salud de la mujer
UNA VACUNA Y NOVEDOSAS PRUEBAS AYUDAN FRENTE AL PAPILOMA HUMANO
Compartir este artículo
Marta Guéliz

SANTO DOMINGO.- El solo hecho de mencionar el papiloma humano es un motivo para aterrarse y acudir de inmediato al médico para prevenir o tratar este virus que atenta contra la salud sexual de la mujer. Tanto poderío ha concitado en el ámbito de los males que atacan las partes íntimas femeninas que ha obligado a que especialistas del área se mantengan haciendo investigaciones científicas con miras a buscar soluciones para prevenir el Virus del Papiloma Humano (VPH), así como para tratarlo y obtener mejores resultados.

De esta búsqueda República Dominicana no se ha quedado exenta. Los médicos que tratan la afección, se mantienen a la vanguardia de las novedades que surgen para tratar el (VPH), y muestra de ello es que tanto en Santo Domingo como en Santiago, ya se realizan las pruebas de hibridación para determinar el ADN del virus y determinar por medio de ellas, cuáles son las personas portadoras de alto riesgo del papiloma.

Tras emitir estas consideraciones, Basilio Ovalles, presidente de la Sociedad de Patología Tracto Genital Inferior, informa que también existe el desarrollo de vacunas que sean eficaces y eficientes frente al virus. El objetivo de este tipo de tratamiento es doble, pues por un lado está la misión profiláctica, que es para evitar la infección, y, por otro, el terapéutico, que es para impedir la progresión de las lesiones precursoras existentes.

Acerca de las formas de expresión del papiloma humano, el galeno sostiene que se presenta en tres fases que son: clínica, en la que se ve la lesión (ejemplo condilómas y verrugas); subclínica, en la que no se ve y para descubrirla es necesario hacer una colposcopia, y latente, en la que se vea o no, la lesión siempre se mueve.  

Especialistas trabajan en nuevos tratamientos

Según el ginecólogo obstetra Basilio Ovalles, en los congresos, seminarios y demás jornadas de capacitación médica que se realizan para tratar el tema del (VPH) se habla de la intención que existe de mejorar cada vez más los tratamientos de las distintas formas de expresión del virus. Al respecto, cuenta que se están investigando nuevas terapéuticas para tratarlo, como son la terapia fotodinámica, las génicas y el desarrollo de nuevos medicamentos inmunomoduladores. Resalta que el desarrollo de vacunas también es una brecha satisfactoria para hacer frente a la infección.

El especialista explica que el desarrollo de vacunas profilácticas ha sido posible a partir del ensamblaje, por ingeniería genética de las partículas semejantes al virus o VLP, conformadas por las proteínas L1 de la cápsula del papiloma humano, pero que carecen de ADN, por lo que no son contagiosas.

Las VLP tienen una intensa capacidad antigénica que produce una elevada respuesta de anticuerpos neutralizantes.  Cita que el 2002 se publicó el primer ensayo con una vacuna profiláctica, la que en mujeres jóvenes redujo la incidencia de la infección en un 100 por ciento.

La prevención es vital frente a Virus del Papiloma Humano

Ante los daños que causa el Virus del Papiloma Humano a la salud, el ginecólogo, Basilio Ovalles, entiende que es necesario que las personas conozcan cuán importante es prevenir este virus, ya que en el peor de los casos esta infección degenera en cáncer cervical.

De ahí la importancia de que la mujer después de los 35 años se someta a una prueba de ADN para que conozca si tiene o no el virus. Entonces, basado en eso, si no lo padece debe evitar ser una víctima más de este problema, y si el resultado es positivo debe someterse a los tratamientos que mande su afección para prevenir daños posteriores.

  En tal virtud es que Ovalles destaca la importancia de que la mujer, desde que inicia su actividad sexual, acuda a hacerse su papanicolau, para que evite este y otros tipos de afecciones. Aduce que ahora es más fácil recurrir a este método ginecológico, ya que también existe de forma líquida, lo que proporciona un mejor diagnóstico por la manera limpia de practicarlo y su comprobada eficacia.

RD a la vanguardia

Lo mejor de todo, dice, es que República Dominicana está a la vanguardia de estas novedades, tanto así que no sólo los médicos de Santo Domingo disponen de esta técnica, sino que también en Santiago se cuenta con este recurso.

 El facultativo admite que el país ha avanzado respecto a los métodos nuevos para tratar el Virus del Papiloma Humano, pero entiende que es necesario desarrollar una campaña que contribuya a orientar a la mujer sobre los riesgos que causa esta infección. De esto debe encargarse Salud Pública y las entidades que tengan que ver con la salud sexual femenina. Básicamente debe informarse sobre el peligro que representa para una mujer con el virus del papiloma llegar a padecer cáncer cervical.

 Por reconocer lo importante de la prevención de este problema, cita cuatro puntos contemplados en un documento de consenso, determinados en el 2002.

  Entre ellos menciona la integración de la educación sexual en las escuelas de manera seria y responsable, así como utilizar un lenguaje claro en temas de sexo, sobre todo cuando el mensaje se lleva hasta colectivos de mayor riesgo de exposición (adolescentes, homosexuales, prostitutas y toxicómanos).

 También debe facilitarse a los potenciales usuarios métodos de protección y seguridad, como preservativos anal y oral. Es importante la conjunción de estas actividades con otras de carácter más sanitario, que incluya diagnóstico y tratamiento correcto, declaración y control epidemiológico, prevención de la transmisión, entre otros aspectos.

  Para llamar la atención sobre el peligro que representa el papiloma humano en la salud, Basilio Ovalles hace referencia a las conclusiones expuestas en el documento de consenso sobre el virus, elaborado en el 2002.

 El Virus del Papiloma Humano, papilomavirus o VPH es una enfermedad que causa una infección de transmisión sexual, por lo que es clasificado dentro del grupo de enfermedades venéreas o de transmisión sexual. La infección puede ser ocasionada por una de las más de cien cepas (tipos) diferentes de VPH que existen.

 La infección por el VPH es la más común de todas las enfermedades de transmisión sexual, pudiendo cursar con un cuadro subclínico y por eso sin síntomas, haciendo que el paciente no tenga conocimiento a menos que aparezcan alteraciones en la prueba de papanicolaou o en colposcopía.

Detalles

Esperanza: Con los nuevos tratamientos   se abre la esperanza de que la inmunización de todas las mujeres jóvenes que no padezcan el VPH pueda reducir la incidencia o inclusive erradicar el cáncer cervical. Este cáncer en República Dominicana ocupa el segundo lugar en presencia, pues está después del cáncer de mama.

  Ovalles dice sobre las vacunas terapéuticas, que se investigan a partir de las propiedades inmunogénicas de las proteínas de los genes precoces, denominados E6 y E7, que persisten después de la integración viral y son un elemento necesario para la oncogénesis.

Conclusiones

1- El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la causa necesaria, pero no suficiente, del cáncer cervical y de sus lesiones precursoras, así como de una fracción de otros cánceres del tracto genital inferior.

2- La infección por VPH es primordialmente un mal de alto riesgo de transmisión sexual y es la Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) más relevante en personas sexualmente activas. La mayor parte de las infecciones por VPH se resuelven en forma espontánea y sin consecuencias.

3- La presencia de VPH, aunque sea de alto riesgo oncogénico, no supone necesariamente un proceso de transformación neoplástica.

4- Otros co-factores, tabaco o uso prolongado de contraceptivos orales, intereaccionan con VPH y modulan el riesgo de progresión.

5- Las mujeres inmunodeprimidas por infección de VIH o tratamientos inmunosupresores tienen un riesgo más elevado de desarrollar una infección por VPH, tanto en la fase clínica como la subclínica.

6- Las técnicas más exactas para la tipificación de VPH son las secuenciación.

7- Aunque la prevención del cáncer cervical o de sus lesiones precursoras es fundamental dentro de la ginecología preventiva, su protocolo no debe marcar  de forma exclusiva la pauta de los diversos cuidados preventivos que debe recibir la mujer a lo largo de su vida.

8- Para el informe citológico se recomienda el uso del Sistema Bethesda 2001. Esto porque no existe evidencia suficiente para abandonar la citología convencional a favor de la citología en fase líquida.

9- Tanto la citología como la prueba de detección de VPH identifican un exceso de mujeres que en realidad no tienen lesiones cervicales significativas o que regresarán espontáneamente. Por eso es que se están investigando nuevos marcadores moleculares que sean indicadores de enfermedad o con potencial de progresión.

10- La colposcopia y biopsia son imprescindibles para diagnosticar lesiones intraepiteliales y cáncer en mujeres con un resultado anormal de la citología.

11- La citología es una técnica de cribano del cáncer cervical, no de diagnóstico. Para mejorar su sensibilidad, en la revisión ginecológica a la demanda, se debe complementar con la colposcopía.

12- El tratamiento de los condilomas iniciales, pequeños y poco extenso, debe ser médico. En lesiones condilomatosas antiguas, extensas y recidivantes, así como en la embarazada, deben emplearse métodos quirúrgicos.

13- Toda lesión histológica de alto grado debe tratarse para evitar su progresión. Sin embargo, no hay acuerdo sobre cuál es la mejor conducta, observación o tratamiento en las mujeres jóvenes con diagnóstico histológico.

14- El seguimiento pos tratamiento de las lesiones intraepiteliales es imprescindible. Los mejores resultados para detectar la persistencia o recurrencia se consigue con el empleo conjunto de citología y colposcopía.

15- La reciente publicación de los primeros resultados de una vacuna del VPH  en humano, puede considerarse, sin duda, el principio del fin del cáncer cervical. A partir de aquí empieza una nueva era en la que un programa de vacunación eficiente, junto al cribano, deben seguir haciendo realidad la erradicación de esta enfermedad.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar