La República 6 Septiembre 2013
Comentarios 7 - último digitado en 6 Sep a las 12:21 PM
Tamaño texto
COMUNICADO
El Cardenal pide sancionar a curas pederastas
Ramón Urbáez
hector.urbaez@listindiario.com
Santo Domingo

El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), monseñor Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, suplicó ayer el perdón de los familiares y los menores que presuntamente han sido víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, y al mismo tiempo pidió “encarecidamente” a la justicia dominicana que actúe con “firmeza y claridad” para sancionar estos delitos, según están previstos en el Código penal.

“Debemos reconocer con humildad que estamos ante una situación que a los hijos e hijas de la Iglesia Católica nos preocupa y avergüenza, y pedimos perdón a las víctimas de los desalmados que han abusado de ellos y a sus familiares”, expresa el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo en una declaración escrita.

El documento, titulado “Una reflexión oportuna”, fue leído en la sede de la Conferencia del Episcopado, de la avenida Rómulo Bentancurt, por el secretario general Carmelo Santana Jerez, de la diócesis de San Francisco de Macorís, y el secretario adjunto, Joaquín Domínguez, de la diócesis de Baní, mientras que el padre Manuel Ruiz respondió preguntas en representación del Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo.

Hace una semana que un nuevo escándalo, que se prolonga por varios días, ha estremecido a la iglesia católica dominicana, luego que se conociera la destitución del nuncio apostólico, Jozef Wesolowski, de origen polaco, por sus presuntos vínculos con el sacerdote Roberto Wojciech Gil, de su misma nacionalidad, quien huyó del país tras ser acusado de abusar sexualmente de varios niños de la comunidad de Juncalito, de Santiago.

Al nuncio Wesolowski ha sido mostrado en programas de televisión paseando solo y en ropas deportivas por la parte colonial del Malecón de Santo Domingo, donde presuntamente ingería bebidas alcoholicas y se encontraba con jóvenes menores de edad. 

A continuación reproducimos íntegro el comunidado del cardenal López Rodríguez:

UNA REFLEXION OPORTUNA
¡Jesús, perdónalos!, porque sí saben lo que hacen y están lastimando el corazón de la Iglesia y la fe de muchas personas.

I. En las últimas semanas la opinión pública ha sido reiteradas veces sacudida con vergonzosos hechos escenificados en varios puntos del país por miembros del Clero de la Iglesia Católica de quienes se debe esperar y exigir otro tipo de conducta.

Me consta que muchas personas, sobre todo los de fe sencilla, pero también otros que se sienten parte activa de la gran familia católica, están observando con preocupación y profunda tristeza el presente cuadro y me han pedido decir una palabra frente a esta confusión y descrédito.

Por otra parte, el problema se agrava porque hay un número indeterminado de supuestos comunicadores pero que en realidad son profesionales de la intriga, cuyo único afán es lucrarse con el estimulante y jugoso pago que les ofrecen sus patrocinadores, quienes se ceban en denostar a la Iglesia Católica como si fue ra la única institución en que estas realidades humanas suceden. ¡Pobres de ellos!

II- Frente a lo que hoy nos preocupa y avergüenza, debemos recordar que hace dos mil años, la figura excepcional, el Maestro por excelencia de toda la historia, Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, nacido de la Virgen María, único Salvador del mundo, que escogió como discípulos a doce humildes pescadores del lago de Tiberíades, tuvo que pasar por la infamia de que uno de sus discípulos, Judas, lo vendió por treinta monedas, el precio de un esclavo en la antigüedad; otro, el hombre de confianza, Pedro, lo negó cobardemente ante una sencilla criada; y los demás, en el momento crítico, lo abandonaron. Es cierto que al final apareció al pie de la cruz el más joven del grupo, Juan, acompañando a la Madre llorosa y desconsolada ante el cuadro desgarrador de la muerte despiadada del Hijo, que con aquel gesto admirable y la subsiguiente resurrección redimió a la humanidad de sus pecados y nos mereció a todos la salvación. ¿Por qué refiero la experiencia de Jesús y sus Apóstoles? Sencillamente porque es el ejemplo que mejor puede ilustrar lo que hoy estamos viviendo.

III- ¿Qué decir de todo lo que vemos y lamentamos?
Líbreme Dios de justificar lo que no puede tener justificación. Todo Obispo, el Nuncio Apostólico que se ha marchado es uno de ellos, como todo sacerdote, han pasado años de formación en los Seminarios, pero aquí se plantea lo que a mi juicio está a la raíz del problema. Un número indeterminado de los que se preparan para el sacerdocio, no tienen auténtica vocación, en el período de formación tienen una gran capacidad para simular lo que no son y, si los formadores no están muy atentos, se van colando entre los miembros del Clero y después los Obispos pagan las consecuencias de sus desmanes y descontroles, como se está viendo hoy.

IV- ¿Qué hacer ante lo que estamos viviendo?
- Reconocer con humildad que estamos ante una situación que a los hijos e hijas de la Iglesia Católica nos preocupa y avergüenza.

- Pedir perdón a las víctimas de los desalmados que han abusado de ellos y a sus familiares.

- Esta súplica de perdón la extiendo a la comunidad de la Iglesia Católica que se siente humillada con estos abusos incalificables.

- Pero también a todo el pueblo dominicano que está contemplando este lamentable espectáculo con incredulidad e indignación. Lo que todos hemos visto no tiene justificación.

- Encarecidamente pido a la justicia dominicana actuar con firmeza y claridad, en base a investigaciones muy serias, estableciendo las sanciones que están previstas en el Código penal.

Quien haya actuado mal que se atenga a las consecuencias de sus actos responsablemente.

- Urge purificar a la Iglesia sacando del ministerio a quienes lo ejercen indignamente y no merecen llamarse sacerdotes. Y en este punto pido con la mayor sinceridad la colaboración de los auténticos sacerdotes, que son la mayoría, y también de la comunidad eclesial.

- Una última palabra de esperanza y estímulo, la Iglesia, en feliz frase de San Agustín, avanza a lo largo del tiempo en medio de las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios.

Mucha gente, en vez de entretenerse de manera habitual en lo que es morboso, dedica buena parte del tiempo a la oración, que se ha demostrado el recurso más valioso que el mismo Señor nos ha dejado.

Reciban, pues, todos y todas mi cordial bendición y no teman. Nunca han faltado a la Iglesia, desde el comienzo como dije antes, los momentos de crisis y desconcierto, pero el Señor está en la barca y nos garantiza la llegada al puerto.

+ NICOLÁS DE JESÚS CARDENAL L”PEZ RODRÍGUEZ
Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo
Primado de América.
Santo Domingo, R.D.
4  de septiembre de 2013

COMENTARIOS 7
Comentó: Almarema51
De: República Dominicana
Cuanta belleza que bueno escudarse con dios ahora pero usted sabía que eso estaba pasando y sabe más de hay lo que pasa que es tan responsable de eso como los otros aquí hay sacerdotes que se saben homosexuales y que se hace esperar que se destapé otro abuso para pedir el mismo perdón a los niños
6 Sep 2013 7:05 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Almarema51
De: República Dominicana
Cardenal comience con usted que aquí todo se sabe siga con el de Santiago recuerdese de Santelise del otro que era capellán de las fuerzas armadas y por hay siga que de seguro encuentran más porque con ese perdón no resuelve el daño hecho a los niños y a sus padres que creyeron en su iglesia
6 Sep 2013 7:10 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Luis22
De: República Dominicana
Atacamos la fiebre con calmantes pero, la infeccion continua en el cuerpo. Hasta que no dejen a los sacerdotes formar familias y ejercer su sexualidad dignamente(con su esposa y procrear hijos) seguira en ellos esos deseos sexuales animales (que es totalmente comun) ademas de hacer una depuracion
6 Sep 2013 9:57 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Luis22
De: República Dominicana
y dejar de incluir como sacerdotes a homosexuales que solamente toman este camino de fe para no casarse y que se vea normal en la sociedad. Ademas tengo una hipotesis creo q los sacerdotes son trabajados para que su foco sexual no sean las mujeres adultas,lo que hace una sustitucion sexual a niños
6 Sep 2013 10:02 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: ALEXISSOTO
De: Estados Unidos
!Hipocrita!...ahora que se ve con la soga al cuello, ahora que sabe que se esta cordinando una marcha y un comunicado - para el vaticano - en su contra, sale disque a pedir justicia. USTED encubrio esos crimenes y ayudo a escapar a esos dos pervertidos miembros extrangero de su iglesia.
6 Sep 2013 10:08 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: KAIZEN68
De: Bangladesh
Se van del pais, luego los trasladan a otro pais vulnerable. Debemos creer en Dios no en los hombres carnales que se esconden detras de las sagradas escrituras. Sometan a todos estos pedofilos...1
6 Sep 2013 10:52 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: edpitagora
De: Estados Unidos
y ahora el los demas padres y persona al parecer amenazada se retractan !!!! Sea Hombre y hablen
6 Sep 2013 12:21 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña