La República 6 Abril 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
DÍA MUNDIAL DE LA SALUD
Estragos de la hipertensión
Doris Pantaleón

Mañana la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial de la Salud. Cada año, el organismo escoge un tema específico con el propósito de llamar la atención e impulsar cambios.

Este año eligió la hipertensión arterial, conocida también como tensión arterial alta, causante de millones de muertes en el mundo.

La hipertensión, advierte la OMS, incide en el riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal y cuando no es controlada puede causar también ceguera, irregularidades del ritmo cardiaco y fallo cardiaco.

El riesgo de que se presenten esas complicaciones es mayor si se dan otros factores de riesgo cardiovascular como la diabetes.

Alta incidencia
En República Dominicana se estima que el 35 por ciento de la población mayor de 18 años es hipertensa, de los cuales el 80.6 por ciento no es tratado adecuadamente; el 19.4 por ciento es tratado de forma adecuada, mientras que el 8.6 por ciento es no tratado o tratado inadecuadamente, de acuerdo al estudio Efricard II.

El doctor Ernesto Díaz Álvarez, director del Instituto Dominicano de Cardiología y ex presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, define la hipertensión arterial como el enemigo silencioso.

El especialista entiende importante que las personas que padezcan de hipertensión arterial participen en grupos de autoayuda; la educación familiar y que se tenga en cuenta el impacto financiero del tratamiento que es determinante de la adhesión al mismo.

Destaca que atender la hipertensión adecuadamente reduce en un 30% el riesgo de accidente cerebro vascular; entre un 10 y un 20% la enfermedad coronaria; entre un 40 y un 50% la insuficiencia cardiaca y un 10% la mortalidad.

El objetivo de la conmemoración este año es reducir el número de infartos de miocardio y accidentes cerebro vasculares, por lo que las metas de la campaña son promover la toma de conciencia sobre causas y consecuencias; animar a la población a modificar los comportamientos; convencer a los adultos de que controlen su presión arterial periódicamente; aumentar el número de centros de salud en los que se puedan realizar chequeos y alentar a las autoridades a crear entornos que favorezcan comportamientos saludables.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República