http://images2.listindiario.com/image/article/434/680x460/0/8EF956F3-67A7-461E-AA5E-DCCFACCD00CB.jpeg
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:14 AM
La República 13 Abril 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
CUARTA FERIA ANUAL
Canillitas con Don Bosco: un programa por la niñez 
  • Proceso educativo. Jóvenes reciben capacitación técnica para trabajar en el campo empresarial en la elaboración de diversos productos.
Compartir este artículo
Isabel Leticia Leclerc
isabel.leclerc@listindiario.com
Santo Domingo

Desde productos elaborados con barro, materiales reciclados, pinturas, ebanistería, hasta lo necesario para arreglar una habitación de hotel, servicios de bar y alta cocina, se exhibieron ayer en la Cuarta Feria Anual de Productos del Centro Canillitas con Don Bosco. 

Los diversos artículos elaborados por la Red de Muchachos con Don Bosco, son parte de un programa de capacitación laboral, dirigido no solo a los niños de esta agrupación, sino también a toda la ciudadanía.

Según explica la directora ejecutiva de la entidad, Caren Montás, el propósito de la actividad es mostrar el proceso de preparación técnica que realizan, dar a conocer el resultado a la sociedad de participar en estos talleres y los servicios que los involucrados pueden ofrecer una vez se gradúan, además de motivar a los jóvenes a que se integren a este programa, que es una alternativa en su proceso educativo. 

Montás explica que esta es una obra educativa pastoral que nace por iniciativa del Centro Juvenil María Auxiliadora y el Padre Juan Linares, en el año 1985, y se encarga de rescatar a niños que andan en las calles y realizan labores, que a su edad, no son provechosas. 

Acceso
Ingresan al espacio entre los ocho y doce años, y en esa primera etapa participan en los talleres pre vocacionales que les sirven de sustento y orientación para que luego decidan el área que más les gusta. En esos primeros años de formación, reciben clases de manualidades, pintura, barro y ebanistería.   

Después que adquieren esas destrezas, los adolescentes pasan a otro nivel de aprendizaje, donde se capacitan en informática y ensamblaje, restaurante, bar, cocina, ama de llaves y masajes. Una vez concluyen los diferentes talleres, son investidos y pasan a formar parte del mercado laboral.

La encargada de este proyecto sostiene que se estudia la demanda de estas carreras técnicas en el campo empresarial. Cuenta que la familia de los participantes también recibe instrucciones para que se encarguen de mantener el hogar mientras sus “retoños” se preparan. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña