CRECE TENSIÓN EN LA FRONTERA

Haitianos impiden entrada de seguridad de Leonel Fernández a Haití

EL VICECÓNSUL HAITIANO EN DAJABÓN HABLÓ CON SUS COMPATRIOTAS, QUE BUSCAN PASAR A RD, Y DEPLORÓ LO OCURRIDO

Wiliam Estévez y Ricardo Santana
Dajabón

La tensión aumentó ayer en la frontera dominico-haitiana, en Dajabón, cuando un grupo de haitianos impidió la entrada a Haití de varios vehículos de la seguridad del ex presidente Leonel Fernández.

Fernández viajó al vecino país en helicóptero para realizar una visita y entregar un donativo de libros a la universidad que construyó el Estado dominicano en el municipio de Lemonade, cerca de Cabo Haitiano, pero envió a varios miembros de su seguridad por tierra.

Una comisión diplomática de Haití, encabezada por el vicecónsul haitiano en Dajabón, Alexis Rafael, se presentó al antiguo puente fronterizo donde se concentraron decenas de haitianos que impidieron la entrada de la avanzada de Leonel.

 El diplomático haitiano conversó con sus compatriotas y deploró que se le haya impedido el ingreso a su territorio a la seguridad del ex mandatario dominicano.

Mientras que desconocidos incendiaron neumáticos frente al edificio que aloja la organización no gubernamental Solidaridad Fronteriza, que dirige el padre jesuita Regino Martínez.

El local de la entidad fue militarizado, luego de las protestas que se originaron.

En tanto que Martínez se mantiene en vigilia junto a miles de haitianos en la cabeza del puente fronterizo que une a Dajabón con la ciudad haitiana de Ouanaminthe.

Martínez y los haitianos, la mayoría indocumentados, exigen que las autoridades les permitan cruzar libremente a territorio dominicano, alegando que son personas que trabajan en plantaciones agrícolas y otras actividades productivas del Noroeste.

El sacerdote indicó “el que más resista ese vencerá y los pobres resisten más que los ricos porque no tienen dinero, ni aire acondicionado, pero sí resistencia”.

Sin embargo, una fuente de Migración dijo que esas personas no trabajan en el país y que su intención es establecerse en Santiago donde hay una alta población de haitianos ilegales, así como en la capital dominicana y otras ciudades del país.