OFRECE BALANCE DE GESTIÓN

Presidente de SCJ asegura que los jueces no aceptarán presión de ningún sector

MARIANO GERMÁN MEJÍA, HABLÓ EN ESOS TÉRMINOS TRAS PRONUNCIAR UN DISCURSO AL CONMEMORARSE HOY EL DÍA DEL PODER JUDICIAL

Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Mariano Germán Mejía, aseguró que la justicia no aceptará la presión de los grupos que suelen utilizarse para forzar los jueces a tomar decisiones proclives a intereses y con la rapidez que destruye la prudencia.

El también presidente del Consejo del Poder Judicial (CPJ), dijo que se necesita de un Poder Judicial que se desarrolle sobre la capacidad, la independencia, la probidad, el reconocimiento de la primacía de la Constitución como garante de los derechos de los ciudadanos y la existencia de ágiles sistema procesales en las cuales se levantan los pilares sobre los cuales, a la vez, deben fundamentar  una justicia pronto y  oportuna.

Germán Mejía, habló en esos términos tras pronunciar un discurso al conmemorarse hoy el Día del Poder Judicial, en una audiencia solemne de la sala augusta de la Suprema Corte de Justicia, a donde acudió el presidente Danilo Medina, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina Toribio,  el embajador de los Estados Unidos, Raúl Izaguirre, el asesor en materia de drogas del Poder Ejecutivo, Marino Vinicio Castillo,  los jueces de los tribunales Constitucional y Superior Electoral.

En la audiencia, el ministerio público estuvo representado por el Procurador General de la Republica, Francisco Domínguez Brito, la fiscal del Distrito Nacional, doctora Yeni Berenice Reynoso, el presidente del Colegio de Abogados, José Fernando Pérez Volquez y la directora de la Oficina Nacional de Defensa Publica (ONDP), Laura Hernández.

Germán Mejía en un discurso de 26 páginas, manifestó que siempre han escuchado a la ciudadanía, intentando siempre cumplir con sus expectativas de una justicia pronta, oportuna, eficiente y justa.

Sostuvo empero, que no quiere decir que el Poder Judicial todo está bien, sino que hay muchos problemas que deben ser resueltos, tras señalar que la transformación institucional tiene que continuar y a mayor razón la formación de los servidores judiciales.

Apeló a los demás poderes del Estado que tienen que ver con el presupuesto del Poder Judicial a que contribuyan con ellos para resolver las grandes deficiencias que lo afectan.

Destacó que las necesidades que tiene el Poder Judicial no podrán ser satisfechas con el presupuesto actual y más aun en tales condiciones pierde su dignidad, por lo que luchan para que así no sea.

Expresó que están trabajando sin descanso para que la sociedad tenga confianza en nuestro sistema judicial, el cual reconoce como inviolable la dignidad de la persona.

Pidió a sus pares que cumplan con sus deberes, porque solo así podrán acercarse en el ejercicio como juez a los conceptos universales de la justicia “quiero comprometerme con la filosofía de la justicia, pero también quiero oír cantar la filosofía sobre la realidad de la vida”.

A su juicio solo un juez que interprete su fortaleza como la capacidad para ser justo y reconozca que su capacitación lo conduce hacia el logro de esa posibilidad día a día, deberá permanecer  en el Poder Judicial, tras señalar que el Poder Judicial ofrece un servicio que solo puede convertir en justo y bueno cuando es facilitado por un juez capaz y eficiente.