http://images2.listindiario.com/image/article/389/680x460/0/A86B1739-9DF4-4E1B-A90D-E6FBE5F78019.jpeg
La República 25 Septiembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CARMEN DURÁN
Derrocamiento Bosch fue acontecimiento que marcó los años subsiguientes
LLAMA A REFLEXIONAR SOBRE EJERCICIO ÉTICO DE BOSCH; AUNQUE RECONOCE AVANCES, VE ALGUNOS POSTULADOS ESTÁN PENDIENTES
  • El profesor Juan Bosch asumió la presidencia de la Republica el 27 de febrero de 1963.
Compartir este artículo
Deyanira Polanco
Santo Domingo

El 49 aniversario del derrocamiento del expresidente Juan Bosch debe ser una fecha para reflexionar en lo que ha sido el aporte de su gobierno en las diferentes expresiones para la construcción de la democracia, basado en el respeto a la dignidad humana, el rescate de los valores esenciales, el ejercicio ético de la vida pública y la construcción de una ciudadanía responsable.

Así lo plantea la historiadora Carmen Durán, quien afirma que  el período del 25 de septiembre del 1963 cuando fue derrocado el profesor Bosch a la fecha, ha sido también una escuela de lucha de participación y de sacrificios de muchos dominicanos y dominicanas.

Dice que ha habido avances, pero que muchos de los postulados del profesor Bosch, como los del patricio Juan Pablo Duarte, están por cristalizarse.

“Estos 49 años que distancian entre ese fatídico 25 de septiembre de 1963 y este 2012 han sido también una escuela de lucha de participación, sacrificios, de logros significativos también en las diferentes esferas de la vida institucional dominicana, pero también, como referencia, obliga a que entendamos que muchos de estos postulados esenciales están aún por cristalizar, están aún por tomar forma y por ser una expresión permanente que garanticen que nunca jamás en la sociedad dominicana se puedan dar situaciones como las que se produjeron  como consecuencia de ese golpe de estado”.

La catedrática universitaria refiere que esa experiencia del gobierno del profesor Bosch, que a su juicio significó un espacio de respecto a la dignidad humana y de rescate de los valores esenciales de ideas liberales en este país, es un acontecimiento que marcó definitivamente los años subsiguientes.

“Y que podemos entender el acceso de la democracia ese 20 de diciembre de año 1962 (cuando fue electo presidente) como la consecución de toda una larga lucha expresada por los dominicanos en el siglo XX y que, en definitiva, tiene como punto de referencia obligada para rescatar esos valores esenciales, para cimentar la libertad de expresión, la libertad de pensamiento, el esfuerzo por la cristalización de una sociedad más equilibrada  y más justa. Este acontecimiento, repito, debe servirnos como marco de reflexión obligada”, puntualiza.

En ese sentido, también destaca el sacrificio de hombres y mujeres que lucharon para darle continuidad a la democracia que inició con el profesor Bosch, tras 30 años de dictadura, y que fue abortada el 25 de septiembre de 1963 con el golpe de estado.

Dice que el punto más notable  y profundo en aras de rescatar la soberanía popular burlada con ese golpe de estado lo significó el alzamiento de Manolo Tavares Justo y los jóvenes que hicieron suya esa vocación democrática.

“Y ofrendaron sus vidas en pro de que se rescatara esta voluntad popular  burlada como consecuencia de la intolerancia de los sectores más retardatarios de la sociedad dominicana de entonces, valga decir la iglesia católica, valga decir la oligarquía, valga decir la todavía enquistada trayectoria de los núcleos del trujillismo vigente, valga decir los designios imperiales de los Estados Unidos, todo ese conciliábulo de factores negativos que no podían aceptar que el pueblo dominicano se diera un gobierno digno y decente, un gobierno cimentado en el respecto a la libertad  y la democracia como lo fue el gobierno de Juan Bosch” indica.

Al hace un recuento de la lucha que buscaba restaurar al poder al profesor Bosch, refiere a que la misma la revolución de abril de 1965, que describe como otro de los episodios de mayor luz en la lucha política y social que se haya planteado la sociedad dominicana.

“Entonces el 1963 es un punto de referencia y el 1965 es un hito y los años que van del 65 hasta el 2012 continúan siendo referentes para rescatar esa vocación libertaria del pueblo que enfrenta luego 12 años de un gobierno autoritario de persecución y de atraso, como los fueron los primeros 12 años del gobierno de Joaquín Balaguer”.

Dice que los pueblos y la historia de los pueblos están en permanente proceso de desarrollo, de ascenso, de superación de los errores para no repetirlos, y esa trayectoria se consolida cada vez más que se hace  conciencia de la necesidad del fomento de los valores éticos  y de la adquisición de una conducta cívica ciudadana  y comprometerse más con la patria.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República