http://images2.listindiario.com/image/article/407/680x460/0/F864AA7C-D610-4466-877D-ED43C28B23D1.jpeg
Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:44 AM
La República 10 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
RESUMEN NOTICIOSO 2012
Elecciones marcaron el paso del año 2012
SEIS CANDIDATOS PRESIDENCIALES SE ENFRENTARON EN UNA LUCHA QUE AL FINAL POLARIZÓ AL PLD Y AL PRD
  • Participaron seis aspirantes presidenciales.
Compartir este artículo
Manuel Figueroa
Santo Domingo

Las elecciones presidenciales celebradas este año sometieron al país por decimocuarta ocasión desde 1963, a otra prueba para el fortalecimiento de la democracia. 

El proceso electoral se erigió desde el principio como el más reñidos en más de una década, con una cerrada polarización donde finalmente se impuso el candidato del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, con un 51.21%, contra el candidato del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el ex presidente Hipólito Mejía, que obtuvo 46.95%. 

Durante todo el trayecto Mejía, que aún no ha reconocido el triunfo de Medina, denunció el uso de los recursos del Estado en favor del entonces aspirante presidencial, quien en todo momento lo desmintió. Tras el resultado emitido por la Junta Central Electoral el ex mandatario depositó sin éxito su reclamo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), que había observado las elecciones celebradas el 20 de mayo.

El PLD amplió su alianza denominada “Bloque Progresista”, con los partidos Reformista Social Cristiano (PRSC), Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), Unión Demócrata Cristiana (UDC), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Fuerza Nacional Progresista (FNP), de los Trabajadores Dominicanos (PTD), Popular Cristiano (PPC), Democrata Popular (PDP), Cívico Renovador (PCR), de Unidad Nacional (PUN), Liberal de la República Dominicana (PLRD), Acción Liberal (PAL) y Socialista Verde (PASOVE). También recibió el respaldo de toda clase de movimientos del sector externo y estructuró tres frentes encabezados por Medina, el entonce presidente Leonel Fernández, y la candidata vicepresidencial y primera dama, Margarita Cedeño de Fernández.

Mientras que el PRD solo pudo alcanzar el apoyo de los partidos Movimiento Democrático Alternativo (MODA), Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Humanista Dominicano (PHD), Demócrata Institucional (PDI) y Alianza Social Dominicana (ASD). En tanto que al margen libraba una descarnada lucha interna que aún no ha podido superar.

Otros cuatro partidos minoritarios participaron en el certamen con candidaturas independientes, como Alianza País, que llevó como candidato al abogado Guillermo Moreno y como su compañera de boleta a la escritora Luisa (Chiqui) Vicioso, obteniendo un lejano tercer lugar con 62,296 votos (1.37%). 

También Dominicanos por el Cambio (DxC), con la fórmula Eduardo Estrella-Fauntly Garrido, obtuvo 9,343 sufragios (0.21%); el Frente Ambio, con su candidato presidencial Julián Serulle, y vicepresidencial, Fidel Santana, así como Alianza por la Democracia (APD), que llevó como aspirante presidencial a Max Puig, y vicepresidencial Luz María Abréu.

A todo tren 
Desde un año antes de que la Junta Central Electoral emitiera la proclama, el 15 de febrero pasado, ya los aspirantes presidenciales estaban lanzados a las calles en busca del voto. Primero de sus partidarios en las primarias internas y luego de los 6.5 millones con derecho a ejercer el sufragio.

El proceso electoral estuvo caracterizado además por el pacto firmado por los candidatos para cumplir con el 4% del Producto Interno Bruto para la educación, las constantes advertencias de amplios sectores de la sociedad para que se impusiera la transparencia en el uso de los fondos que recibían los partidos políticos, evitar la utilización de dinero sucio y críticas al extendido transfuguismo, insultos, violencia y descalificaciones entre los participantes en el certamen.

La guerra de encuestas se adueño del escenario electoral desde que sonó el toque de campana, al igual que el uso de las redes sociales y volvió a debatirse el tema de la apoliticidad de las Fuerzas Armdas y la Policía Nacional y el uso de los recursos del Estado, mientras se archivaban en el Congreso Nacional los proyectos de Ley de Partidos Político y el que modifica la Ley Electoral, los regularían el accionar en los procesos internos de las organizaciones políticas y el de las elecciones nacionales, congresionales y municipales.

(+)
LA JCE ELECTORAL ESTUVO COLOCADA TODO EL TIEMPO EN EL OJO DEL HURACÁN
Proclama y críticas:

La Junta Central Electoral, encabezada por Roberto Rosario, dejó abierta de manera oficial la campaña electoral el 15 de febrero cuando ya hacía varios meses que los candidatos presidencias estaban en abierto proselitismo en todo el país.

Tambén en ese momento la JCE hacía esfuerzos por resolver la situación creada ante la denuncia de la existencia de un plan para controlar el centro de cómputos, tras la renuncia del administrador de Informática, Miguel Ángel García, y la designación de una dirección colegiada. El pleno negó que el centro de cómputos estaba secuestrado y que las elecciones estuvieran en la “cuerda floja”, como denunció el juez Eddy Olivares.

 Además la JCE tuvo que enfrentar las críticas sobre su alegada inercia ante las denuncias del uso de recursos del Estado en favor del candidato oficial y para detener la campaña sucia.

3 ejes claves
FALTA DE PLANES
Programas de gobierno

La iglesia católica y representantes de la sociedad civil se quejaron del vacío de contenido en la campaña electoral, debido a que las ofertas políticas se quedaban en el ruido, la bulla y no se tomaba en serio la situación que vivía el país. 

LEONEL EN CAMPAÑA
Las inauguraciones 

El entonces presidente Leonel Fernández se integró a numerosas marchas y caravanas como presidente del PLD, mientras que paralelamente realizaba una intensa jornada de inauguraciones de obras por todo el país. 

DIVISIÓN EN EL PRD
Conflictos en campaña

La candidatura de Hipólito Mejía surgió en medio de una confrontación con el presidente del PRD, Miguel  Vargas, quien cuestionó los resultados de la convención nacional del 6 de marzo de 2011. Vargas y sus más influyenes seguidores no se  incorporaron a la campaña de Mejía, lo cual envió una señal de la virtual división del partido que aún se arrastra, mientras el principal adversario para  mayo daba muestras de una unidad monolítica a lo intereno del PLD.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República