Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:34 PM
El Deporte 30 Junio 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
PRESENCIA DOMINICANA
Béisbol y política
Compartir este artículo
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com

La primera vez que un equipo de béisbol dominicano viajó al extranjero en gira fue en 1922. El Licey se reforzó con jugadores de otros clubes y se trasladó a Puerto Rico con el nombre de Estrellas Dominicanas. El entusiasmo generado en ambas islas fue enorme siendo los nuestros recibidos con gran bullicio al arribar el barco que los trasladó a puerto borinqueño. Los quisqueyanos desfilaron en el estadio con la bandera dominicana y la orquesta de los bomberos locales interpretó las notas del himno de Reyes y Prud-Homme, a pesar que  en ese tiempo Dominicana estaba ocupada militarmente por los Estados Unidos y Puerto Rico era posesión de ese país fruto de los resultados del enfrentamiento que duró 19 días entre España y Norteamérica en 1898 y se conoce como Guerra Hispanoamericana. El gesto fue una demostración de solidaridad entre dos pueblos compenetrados por su herencia cultural.  

Durante la llamada Guerra de los Diez Años por la independencia de Cuba del colonialismo español iniciada en 1868, estos prohibieron la práctica del béisbol al sospechar que esa actividad era una conspiración independentista. Realmente era así, el dinero que se recaudaba en los juegos iba a reforzar los fondos del afán de los patriotas. El intento de los criollos cubanos fracasó y en 1878 la mayoría de los fieles a esa causa huyeron a los Estados Unidos, incluyendo a José Martí. Allí, donde se inventó este deporte, se había convertido en una manía que se había trasmitido a toda la América donde la influencia del azúcar provocaba la presencia norteamericana. Los cubanos, que ya eran expertos en el juego que se había convertido en un emblema frente al decadente imperio español, organizaban partidos entre ellos y los norteamericanos. Martí asistió a uno en Cayo Hueso donde el grupo cubano derrotó al norteamericano y dicen que el padre de la patria cubana, quien estaba muy consciente de que una vez los españoles fueran derrotados los entonces anfitriones serían el siguiente problema, reclamó la victoria como un buen augurio para la causa independentista.

En 1860 se efectuaba en algún lugar de Illinois un cerrado enfrentamiento de béisbol cuando uno de los participantes fue reclamado por un mensajero para comunicarle un urgente recado. El jugador pidió que no se interrumpiera la acción, no quería perder la concentración pues era el lanzador de su equipo. Finalizado el partido recibió el mensaje el cual le notificaba que había ganado la nominación a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano, su nombre era Abraham Lincoln.

La historia del béisbol, como toda actividad humana, no puede ser analizada correctamente sin considerar su entorno. Nada humano ocurre porque sí.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña