http://images2.listindiario.com/image/article/433/680x460/0/C9C38530-C6A8-43C4-918C-C481D492DF54.jpeg
Listin Diario
30 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:57 AM
El Deporte 9 Abril 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
NCAA

Louisville gana corona de basket universitario

Rick Pitino es primero dirige dos equipos al campeonato
  • Celebración. Jugadores de los Cardinals de Louisville celebran en el centro de la cancha tras ganar el campeonato de la NCAA.
Compartir este artículo
Alfonso Mancilla
ESPN.com
Atlanta

Rick Pitino sonrió ante el hecho consumado: su nombre pasaría a la lista de inmortales del basquetbol colegial por partida doble en un mismo día. Pitino, coach de Lousville Cardinals, se convirtió en el primer estratega en ganar el campeonato del basquetbol colegial de Estados Unidos con equipos diferentes el mismo día en que se confirmó su entrada al Salón de la Fama luego de que su equipo venció 82-76 a Michigan en el juego disputado en el Georgia Dome.

Pasaron 17 años para que Pitino volviera a disfrutar de las mieles de la máxima victoria, pues no lo hacía desde 1996, cuando ganó el Final Four al frente de Kentucky Wildcats, para luego pasar el trago amargo de caer en tres finales al hilo.

Los Cardinals contaron con la inspirada actuación de Luke Hancock, quien finalizó con 22 puntos para obtener su tercer campeonato nacional, además de un notable desempeño defensivo en los minutos finales del encuentro y con lo que apagaron el notable desenvolvimiento de Michigan.

La combinación de los dos equipos resultó en un emotivo encuentro que se definió hasta los segundos finales a favor de Lousville, que llegó como el primer sembrado al Final Four, gracias a sus 15 triunfos al hilo e inspirado por la baja de una de sus estrellas, Kevin Ware.

Además de Hancock, los Cardinals contaron con el importante aporte de Peyton Silva, con 18 unidades, y de Chane Behanan, con 15. Lousville ya había sido monarca en 1980 y 1986.

Por parte de Michigan, que perdió su tercera final consecutiva, contabilizando las sufridas en 1992 y 1993, el mejor jugador fue Trey Burke, quien tuvo 24 puntos.

Durante la primera mitad del encuentro, la cual terminó a favor de Michigan 39-38, el protagonismo del encuentro se lo robó el desempeño de dos elementos de banca de ambos equipos.

Por el lado de Wolverines, brilló Spike Albrecht, quien hasta ese momento de la batalla totalizaba 17 unidades, gracias a que marchaba perfecto en tiros de tres al acertar sus cuatro intentos.

El dominicano Jon Horford, concluyó con 2 rebotes en 5 minutos accionados, no realizó intentos a canasta. En cuando a los Cardinals, los reflectores se lo llevaba Mike Hancock, con sus 16 unidades y también una noche perfecta en intentos de triples (cuatro de cuatro). 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña