http://images2.listindiario.com/image/article/417/680x460/0/55F933AF-F4B4-4DFB-A1C8-D8017ABACFAB.jpeg
Listin Diario
23 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:41 AM
El Deporte 27 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
A TIRO DE HIT
Las quince coronas del  Escogido
Compartir este artículo
Kevin Cabral

Los Leones del Escogido lograron su primer título en la pelota dominicana en la temporada 1955-56, bajo las riendas del dirigente Frank Genovese. El conjunto escarlata revalidó su corona de campeón en las siguientes dos estaciones, con Red Davis (1956-57) y Salty Parker (1957-58) fungiendo como managers. Los Tigres del Licey fueron los monarcas en la campaña 1958-59, pero el equipo rojo volvió a reinar en el béisbol criollo durante los dos torneos posteriores, piloteados por Norman Sherry (1959-60) y el inolvidable Pepe Lucas (1960-61). Eso significa que el Escogido ganó 5 coronas en un lapso de 6 campeonatos, hazaña sin precedentes hasta ese momento en la historia de la pelota nuestra y que igualarían las Águilas Cibaeñas en el período 1995-2001.

Llegó Felipe
El sexto banderín del Escogido llegaría en la temporada 1968-69 con Andy Gilbert como capataz, pero habría que aguardar 11 años para que los Leones pudieran nuevamente celebrar un título. Conducidos por Felipe Rojas Alou, el más emblemático de los jugadores escarlatas, convertido para ese entonces en dirigente, el conjunto rojo conquistó dos títulos seguidos en las estaciones 1980-81 y 1981-82.

Cuatro de cinco 
Esta vez no hubo que esperar tanto tiempo para lograr la siguiente corona y para beneplácito de los fanáticos rojos, en los años finales del decenio de los 80 y principios de los 90, se produjo una reedición de los éxitos iniciales de la franquicia. Phil Regan (1987-88 y 1988-89) y el propio Felipe (1989-90 y 1991-92) se encargarían en parte iguales de brindar a los Leones 4 títulos más en 5 torneos. De esa forma, el Escogido se situó en el segundo lugar entre los equipos más ganadores del béisbol dominicano con 12 banderines, a dos de los líderes, Tigres del Licey, que para la época contaban con 14 coronas. Las Águilas habían logrado 10 títulos y las Estrellas, dos.

Larga sequía
Luego de ese tiempo de bonanza, los Leones atravesaron 18 años de frustraciones, período en que no pudieron coronarse nuevamente campeones en la pelota criolla. En la primera parte de ese trayecto, en los 11 torneos comprendidos entre 1992 y 2003, el Escogido clasificó para la postemporada en 9 ocasiones, ganando 3 veces la serie regular, dos de ellas con marcas históricas de 34-14 en 1995-96 y 40-21 en 1998-99. (34 victorias es el récord para una serie regular de 40 juegos y sólo en 5 oportunidades un equipo ha obtenido 40 ó más triunfos en una serie regular de 60 encuentros). No obstante, nada valió para que los Leones se alzaran con un título en esos años de exitosa actuación en la vuelta preliminar. De 2003 hasta 2009, el conjunto escarlata tocó fondo y sólo pudo avanzar a los playoffs una vez, quedando en el sótano en dos ocasiones.

Resurgir
A finales de agosto de 2009, con la llegada de nuevos dueños, encabezados por las familias Bonetti, Najri y Vicini, el curso de la historia de la franquicia escarlata dio un giro 180 grados. La contratación de los ex ñ jugadores Moisés Alou y Junior Noboa, para que se encargaran de la parte técnica del equipo, resultaría un movimiento vital en los posteriores éxitos del club.  En su primera campaña y sobrepasando todas las expectativas, la recién llegada directiva le brindó a la sufrida fanaticada escogidista la ansiada corona número 13. Ken Oberkfell fue el estratega que llevó a la tropa escarlata hasta la victoria y tras una ausencia forzada en la postemporada del siguiente torneo, regresó como salvador a finales de la serie regular del pasado año para reconquistar el cetro.

Torneo 2012-13
En esta ocasión, fue Audo Vicente, quien llegó a rescatar a la nave escogidista, que en varias oportunidades estuvo al borde de hundirse en el mar de la descalificación. “Duro de Matar” fue la consigna enarbolada por este equipo que a base de no entregarse y de perseverar en la lucha, logró la décimo quinta corona de su historia y la tercera en los últimos cuatro años. Toda una proeza para un conjunto que hasta hace menos de un lustro era considerado el hazmerreir del béisbol dominicano.

Factores
Sobre las victorias alcanzadas en las campañas 2009-10 y 2011-12 se ha escrito mucho, ahora toca  reseñar el triunfo logrado en la temporada recién concluida. A mi juicio, los factores que se conjugaron para conseguir este último éxito no difieren mucho de los anteriores. Las claves han sido las mismas, disciplina, identificación con una causa, un excelente trato y comunicación permanente con los jugadores, buenas relaciones con las organizaciones de las Grandes Ligas y las franquicias del béisbol caribeño, además de cambios y contrataciones acertadas. Y claro está, potencial económico para poder hacer los movimientos necesarios, en el momento justo. Pero esto último, sin todo lo demás, no es suficiente para ganar campeonatos. Los ejemplos sobran.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña