El Deporte 22 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CON LOS CAMPEONES
Grandes refuerzos en la historia del béisbol dominicano 
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com

Jim Dwyer
Jardinero, que bateaba a la zurda, vio acción por primera vez en la pelota dominicana con los Leones del Escogido en la campaña 1973-74 y luego regresó para una segunda temporada, pero vistiendo el uniforme de los Tigres del Licey, en el torneo 1976-77. Con el equipo escarlata tuvo una actuación notable, bateando para promedio de .339, fruto de 65 hits en 192 turnos. Conectó 9 dobles, 4 triples y 2 cuadrangulares, anotó 26 carreras y remolcó 21, recibió 26 boletos y se ponchó 22 veces. Fue segundo en bateo y co-líder en triples. Su labor con conjunto azul también fue sobresaliente,  al terminar con average de .318. En 176 visitas al plato disparó 56 hits, incluyendo 10 dobles, un triple y 3 jonrones, produjo 18 carreras y anotó 28, con 40 bases por bolas y sólo 11 ponches. Quedó quinto en bateo,  así como tercero en dobles y en transferencias recibidas. De por vida en el béisbol criollo compiló promedio de .329.

Ken Landreaux
Bateaba a la zurda y tiraba a la derecha. Fue un outfielder que primero reforzó a los Tigres del Licey (1978-79) y después regresó para defender los colores de las Águilas Cibaeñas (1980-81). En su primera incursión en la liga dominicana, registró promedio de .308, tras conectar 53 imparables en 172 oportunidades, entre ellos 7 dobles, 3 triples y un cuadrangular. Además, impulsó 25 vueltas, anotó 24, negoció 15 transferencias y lo poncharon en igual número de veces. En esa estación fue el cuarto mejor bateador del circuito. Volvió dos años después con las Águilas y su actuación fue brillante, superando con creces sus números anteriores. Con el combinado cibaeño bateó para un astronómico average de .394, al disparar 56 hits en 142 turnos. Ligó 11 dobles, un triple y un jonrón, produjo 36 carreras y anotó 31, se robó 7 bases, con 19 ponches y la misma cantidad de pasaportes. Lideró la liga en bateo y concluyó segundo en vueltas remolcadas, tercero en dobles y cuarto en anotadas. En su paso por el béisbol criollo tuvo un promedio vitalicio de .347. 

Paul Assenmacher
Pitcher zurdo, que al igual que Dwyer y Landreaux, actuó en dos temporadas en la pelota criolla y con equipos diferentes. Assenmacher inicialmente vino con las Estrellas Orientales en la campaña 1985-86, realizando un trabajo espectacular como relevista intermedio y cerrador. Su récord fue de 6-0, tuvo efectividad de 1.22 y logró 4 salvamentos. En 27 juegos y 44.1 entradas permitió 37 hits y 6 carreras limpias, ponchó a 45 y otorgó 19 boletos. Figuró segundo en partidos lanzados y quinto en victorias, ponches y juegos salvados.  Volvió dos años después como pitcher abridor con los Leones del Escogido y nuevamente registró una buena labor. Trabajó en 5 encuentros, terminando con marca de 0-1 y promedio de carreras limpias permitidas de 1.59. En 28.1 episodios aceptó 32 hits y 5 vueltas merecidas, con 8 bases por bolas y 20 ponches. Concluyó su estancia en la pelota dominicana con foja de 6-1 y una excelente efectividad de 1.36.

Adrian Garret
Siguiendo con jugadores importados que jugaron primero con un equipo y después volvieron con otro, tenemos también el caso del inicialista y jardinero Adrian Garrett, poderoso bateador zurdo, quien reforzó a las Águilas Cibaeñas en la temporada 1971-72 y en la siguiente estación accionó con las Estrellas Orientales. En  su primera incursión en el béisbol criollo, Garrett bateó para .300, al conectar 63 indiscutibles en 210 oportunidades, contándose entre sus hits 9 dobles, 2 triples y 6 cuadrangulares, impulsó 37 vueltas y pisó el plato 32 veces, recibiendo 32 ponches y 23 transferencias. Fue segundo en carreras remolcadas, tercero en jonrones y octavo en bateo. Con el equipo verde, en la campaña 1972-73, su promedio fue de .281, producto de 50 imparables en 178 turnos, incluyendo 3 tubeyes y 9 cuadrangulares, empujó 42 vueltas y anotó 30, negoció 35 boletos y se ponchó en 28 ocasiones. Esos números le valieron para ser líder de jonrones y carreras remolcadas, tercero en anotadas y transferencias, así como noveno en bateo.

Von Joshua
Excelente bateador zurdo, que jugaba en los jardines. Joshua vino en una primera campaña contratado por los Leones del Escogido (1970-71) y de 1972 a 1975 accionó durante 3 temporadas con los Tigres del Licey. En su debut en la liga dominicana, compiló average de .342,  tras conectar 68 hits en 199 visitas  al pentágono, entre ellos 10 dobles, 3 triples  2 cuadrangulares,  impulsó 27 carreras, anotó 24, se robó 6 bases, solamente se ponchó 9 veces y negoció 9 pasaportes. Quedó tercero en bateo. Tras una ausencia de un año, retornó al béisbol quisqueyano como refuerzo de los Tigres y su labor con el bate fue realmente impresionante, conquistando el liderato de bateo y terminando primero también en carreras anotadas y triples, tercero en hits y jonrones, además de cuarto en remolcadas y dobles. En esa estación tuvo promedio de .358 al conectar 69 imparables en 193 turnos, incluyendo 11 dobles, 5 triples y 4 cuadrangulares, impulsó 29 vueltas, anotó 32, fue transferido en 17 ocasiones y se ponchó 18 veces. Repitió con los azules en las dos siguientes estaciones, bateando para averages de .307 (101 VB, 31 H, 3 H2, 3 H3, 2 HR, 11 CA y 9 CE) y .275 (102 VB, 28 H, 5 H2, 3 H3, 8 CA y 8 CE), respectivamente. En 4 campañas que jugó en la pelota nuestra, Joshua registró promedio de bateo de .329.   

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en El Deporte