Editorial 19 Septiembre 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Los sospechosos ante la prensa

La presentación en público, sobre todo para la prensa, de las personas arrestadas y acusadas de algún delito, lesiona el principio de la presunción de inocencia y a la vez contradice la ley del ministerio público.

Para los periódicos estas presentaciones generan problemas engorrosos porque al difundir fotografías con los rostros de los sospechosos prácticamente los estigmatiza ante la sociedad, aunque de veras sean los culpables.

 Pero resulta que si los tribunales determinan su inocencia, estos entonces emplazan a los periódicos a rectificar la información so pena de someterlos a la justicia.

 De ahí que resulte concordante con el principio legal la solicitud que ha hecho el Procurador General de la República a la Policía Nacional y a la Dirección Nacional de Control de Drogas para que se abstengan de presentar a la prensa a los sospechosos, hasta tanto estos sean condenados por los tribunales.

 Esta práctica se estaba haciendo frecuente en las últimas semanas, especialmente en operativos realizados por las autoridades contra el tráfico de drogas o los delincuentes callejeros.

Ya habíamos expresado en editoriales nuestras reservas a este método, más que nada por las repetidas experiencias que habíamos tenido con personas que se sentían lastimadas en su honor, en su imagen o reputación, porque habían sido presentadas al público como autores de hechos delictivos que, posteriormente, los tribunales no pudieron demostrar y los declararon inocentes.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Editorial