Economía & Negocios 8 Abril 2013
Comentarios 1 - último digitado en 8 Abr a las 5:48 PM
Tamaño texto
ENFOQUE
Educación técnica y el crédito educativo
HAY QUE CREAR UN FONDO PARA FINANCIAR DIVERSOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN
  • Respuesta. Los gobiernos tienen una gran responsabilidad de apoyar a los mejores talentos jóvenes.
Emilio Armando Olivo
Especial para LISTÍN DIARIO
emiliolivo@yahoo.com

Hoy todos celebramos que se está cumpliendo con la ley y la palabra empeñada de ejecutar el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) de la Ley de Educación.

Como hemos referido, y no es mía la observación, la educación buena es costosa, pero la mala es la más cara de todas. Sin embargo, existen mecanismos que permitirían que la buena educación le llegue a todos por igual, si hay capacidad o formación básica.

Hace pocos meses escribimos sobre la experiencia de la llamada China comunista, donde se está financiando la educación a sus mejores estudiantes y creo que lo que debemos hacer es copiar o adecuar ideas, como esta, a nuestro país, sociedad y sistema educativo.

¿Quién se opondría a que se le financie la oportunidad de estudiar y hacerse un buen técnico o profesional a un joven, sin importar su origen social?

Todo padre sueña o soñamos que nuestros hijos, al formarse bien con un oficio o carrera, se puedan superar en la sociedad, sin tener sus madres que lavar y planchar como muchas hicieron, para que hoy grandes profesionales nos engrandezcan como sociedad o de padres campesinos que labraron la tierra de sol a solo de tenderos, para que sus hijos sean hoy profesionales exitosos.

Hoy existen modelos que podemos adaptar para favorecer a nuestra juventud que desee educarse, pero educarse bien. Uno de estos modelos que hemos tenido en algunos casos a media lo constituye el “crédito educativo”, el cual es generalmente a nivel superior, pues nuestra constitución, y estoy de acuerdo si fuésemos un país rico, oferta la educación hasta el bachillerato gratis. La pregunta surge seguido. ¿Cuál educación, la buena, la regular o la que tenemos?

Creo y propongo humildemente, de manera pública, la siguiente idea:

Crear con fondos del Estado un programa masivo de financiamiento a la educación, fortaleciendo el crédito educativo, con las reglamentaciones de ley, para evitar abusos y derroches, para que solo beneficie a quien se lo merece sin importar su origen social o económico,

¿Cuáles son posibles fuentes? Son muchas. Estas posibles fuentes de recursos como las siguientes: de la Ley de Presupuesto como el 4% actual, de otros ingresos ordinarios vía los diferentes ministerios, de los fondos destinados a los barrilitos, de los recortes de las entregas de canastas, cajas navideñas y juguetes, entre otras fuentes.

Una duda muy socorrida es que si pagaría bien el crédito internacional a largo plazo, como el uso de los fondos del programa de petróleo desde Venezuela. La mejor inversión que podamos hacer como sociedad es invertir en la educación buena. Eso crearía las zapatas de un desarrollo firme y sostenido.

Una de las ventajas lógicas de proveerle fondos a las academias que participen ofertando una buena educación técnica, vocacional o profesional, es que esto les permitiría tener la debida sostenibilidad y ofertar una educación digna para los estudiantes participantes.

Sí. La educación buena cuesta, más si esta es la técnica, pues con la debida reglamentación que tendría este programa, solo debemos contemplar las carreras para el desarrollo social o económico, muy especialmente la técnica.

Debemos educar para el empleo reproductivo que permita a nuestros jóvenes estudiantes o a aquellos que han dejado la escuela, por causas diversas, que se puedan insertar en el tren del desarrollo mediante una buena educación.

Una de las ventajas del programa del crédito educativo, es que él mismo puede ser revolvente y a perpetuidad si sabemos administrarnos.

Entonces ¿qué debemos hacer o quiénes le pondrán el cascabel al gato?. Recordemos que la educación buena cuesta y es costosa, pero este modelo aliviaría mucho la carga a quienes realmente desean progresar y superarse, pues un joven humilde podría aplicar por alojamiento, las tres comidas, la matrícula, los libros y demás gastos si se dedica de lleno a estudiar, pudiendo así hacerse mejor técnico o profesional.

COMENTARIOS 1
Comentó: carolinaberas
De: República Dominicana
Lo que cuenta al final es la buena formación de nuestros hijos y que se realicen como hombres y mujeres de bien.
8 Abr 2013 5:48 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Economía & Negocios