http://images2.listindiario.com/image/article/419/680x460/0/2959F66A-F1D0-4ED4-AA77-9AE58CA41FAA.jpeg
Listin Diario
31 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:27 PM
Economía & Negocios 5 Febrero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 5 Feb a las 7:38 AM
Tamaño texto
ENFOQUE
Complejidades de la amnistía fiscal
LA DIRECCIÓN GENERAL DE IMPUESTOS INTERNOS DEBERÍA EMITIR NORMAS ACLARATORIAS
Compartir este artículo
Zoroastro Cucurullo
Especial para Listín Diario

Existen tres condiciones que consideramos fundamentales para el éxito de una amnistía fiscal: que sea sencilla y precisa en su aplicación, ventajosa para quienes se beneficiarán de ella, y lo más confiable posible.

Sin embargo, la ley 309-02, conforme a la lectura de su redacción resulta muy compleja en algunos aspectos, ya que contiene una serie de imprecisiones que hacen imprescindible que la DGII emita normativas adicionales aclaratorias.

Sobre algunas de  las complejidades detectadas y que consideramos más relevantes presentamos sugerencias para la emisión de una norma tributaria para su  aplicación.

1) Caso amnistía aplicable al Itbis y al ISR
Sobre el artículo 3: en relación con esta normativa, referente a que se considerarían amnistiados (a no ser fiscalizados) aquellos ejercicios no prescritos, siempre y cuando el contribuyente pague el 0.30% adicional de su tasa efectiva de tributación (TET), y que, en caso de que su TET sea inferior a la del promedio de su sector económico se escogerá esta última, conforme a la tabla que publique la DGII, para así aplicar la tasa que resulte a la renta obtenida en el ejercicio de 2011; surgen  las siguientes observaciones.

 a) Para el caso de las personas jurídicas el texto establece que la TET se calculará dividiendo el impuesto liquidado entre los ingresos operacionales netos que aparece en el formulario IR-1, pero sucede que en el formulario de declaración jurada del ISR, la casilla ingresos de operaciones netos no aparece en el IR-1 sino en el anexo B1, por lo cual resulta necesario sea aclarado, mediante una normativa, de si será esta última la casilla la que corresponderá a la que será utilizada.

Esto así, puesto que podrían aparecer otros ingresos que necesariamente podrían no ser ingresos operacionales de la empresa de que se trate, como serían, por ejemplo, los derivados de intereses de depósitos bancarios e ingresos extraordinarios que no guardan relación con el giro del negocio.

 b) El texto de ley contempla que cuando la TET del contribuyente sea menor que la TET de su sector se aplicará la del sector, pero no obstante, la ley no contempla, a los fines del cálculo del pago para amnistiarse, la justa posibilidad de que la TET del contribuyente sea restada de la TET de su sector económico.

Tenemos entendido que esta posibilidad ha sido considerada por la DGII, pero esto no se ha escrito ni divulgado de manera general, para que sea de dominio del contribuyente.

c) Para lo anterior, en caso de que la TET derivada de la declaración del contribuyente sea considerada como deducible, debería emitirse una normativa que establezca en qué momento se aplicaría el 0.30%, si es antes o después de deducida la TET declarada de la TET del sector, ya que, el porcentaje que se utilizaría para aplicarse sobre el ingreso podría ser menor o mayor.

El siguiente ejemplo  ilustra con mayor claridad el asunto.

 Ejemplo de un colmado con una tasa efectiva de tributación (TET) menor a la de su sector:
Tasa efectiva de tributación  (TET)  de la declaración del  contribuyente en el 2011 = 1.2%.

 Tasa efectiva del sector de la tabla de la DGII (TET) = 2.20%.

 Tasa marginal adicional a la TET para uso de la amnistía = 0.30%.

Cálculos:
a)      Tasa final de amnistía con deducción de la TET declarada de la TET del sector antes de aplicar el 0.30%:   2.20-1.20 = 1.0 x 1.30= 1.30%.

 b)     Tasa final de amnistía con deducción de la TET declarada de la TET del sector  luego de aplicado el 0.30% :   2.20 x 1 .30=2.86-1.20= 1.66%.

Explicación
Como podrá ser apreciado con el ejemplo anterior, no resultaría igual tasa de tributación final, a los fines de la amnistía, ya que como dijéramos, esta será menor o mayor si la resta o deducción de la tasa efectiva declarada (1.20%) es realizada antes o después de la aplicación del 0.30% a la TET del sector. Por cuanto siempre será necesario aclarar este punto a través de una normativa.

 Sobre el artículo 6:
Este texto de la ley, aunque establece la condición de  renuncia a las pérdidas para ser amnistiado, la ley no especifica claramente si los saldos a favor representarían créditos contra el pago resultante de la aplicación del 0.30% sobre  la TET finalmente escogida.

2) Caso amnistía para los omisos del ISR e Itbis (artículo 7 de la ley)
Previo al análisis de las disposiciones de esta parte de la ley, resultaría conveniente expresar que abrazamos el criterio de que en el texto de la misma se debió subdividir la amnistía acorde a si el contribuyente omiso se trata de una persona física (profesional liberal) o es una persona jurídica y/o negocio de único dueño; ello así, en razón de que la forma de tributación y de obtención de ingresos son marcadamente diferentes entre personas físicas y personas jurídicas o negocios, lo cual se entiende si se toma en consideración que las personas jurídicas o negocios, regularmente, deben facturar Itbis y mantienen costos  operacionales  que deben ser registrados  en un sistema de contabilización de ingresos y gastos.

No obstante lo anterior, somos del parecer que bien podría interpretarse que esta parte de la amnistía correspondería exclusivamente para las personas jurídicas y negocios de único dueño que deben tributar a través del  formato del formulario IR-2 y no para las personas físicas, esto así, si tomáramos en consideración las disposiciones del Párrafo I del artículo 7  el cual hace referencia a que los ingresos declarados en la amnistía no podrán ser inferiores al volumen de ventas que conste en los sistemas de información cruzada de la DGII.

Más aún, podríamos considerar que dicha tesis se fortalece con la disposición establecida en el párrafo I del artículo 10 de la Ley de Amnistía, del cual se infiere que, en cuanto al caso de las rentas de personas físicas, el patrimonio que sea declarado se presume como renta declarada del año 2011 y que por tanto el tributo pagado se considera Impuesto sobre la Renta.

El párrafo I del artículo 7 establece que los valores declarados por el contribuyente como ingresos de 2011, a los fines de la amnistía, serían examinados y confrontados con la base de datos de la DGII.

En consecuencia, sería de gran utilidad e importancia que la DGII establezca normativas sobre las posibles consecuencias que se derivarían  del surgimiento de  algún tipo de diferencias por dicha confrontación, ya que, como dijéramos anteriormente, una amnistía fiscal, para ser llevada satisfactoriamente, no debe ofrecer dudas que puedan generar desconfianza en la misma y en sus procedimientos.

3) Caso amnistía sobre los incrementos patrimoniales no justificados
Este tipo de amnistía, por la forma de la redacción del artículo 8, cuando se refiere a que están comprendidos dentro de la amnistía quienes “sean titulares de bienes o derechos que no se correspondan con las rentas declaradas en dicho impuesto”,  parecería que solo deja dentro a quienes han declarado ISR y deja fuera del alcance de la amnistía a los contribuyentes omisos que nunca han declarado el ISR.

 Visto así y de ser el propósito o no de que los omisos que nunca han declarado ISR queden fuera o dentro de la amnistía, se hace necesario que la DGII aclarare sobre el particular a través de una norma tributaria.

La DGII debe aclarar
Somos partidarios de que la DGII debería aclarar, mediante norma, cuál deberá ser el tratamiento a otorgar en los casos derivados de los siguientes temas:

 a) Los contribuyentes asalariados no están obligados por el Código Tributario a presentar Declaraciones Juradas Anuales (IR-1), en el cual, en su anexo, se consigna el patrimonio.

b) A estos contribuyentes se agregan aquellos otros contribuyentes que tributan bajo el Procedimiento Simplificado de Tributación (PSI) para quienes nunca la DGII ha  puesto a disposición de un formato para la declaración de su patrimonio.

 c) Los contribuyentes asalariados y del PSI, podrían poseer bienes que han sido adquiridos a través de los años; unos en años ya prescritos a los fines impositivos, pasados tres años, y otros cuyos bienes han sido adquiridos en períodos no prescritos, que podrían ser objeto de ser amnistiado en la presente coyuntura.

 Un último aspecto, se refiere a que, en caso de estar efectivamente incluidos en la amnistía los contribuyentes omisos (que nunca han presentado declaración jurada de impuesto sobre la renta), la DGII, debería de establecer con claridad si este tipo de contribuyente, por el mero hecho de presentar su patrimonio y de pagar las tasas establecidas en la amnistía, deberán presentar o no, además, una declaración jurada con ingresos para el año 2011.

En relación con lo anterior somos del parecer que, para estos casos de contribuyentes omisos, incluidos los asalariados y los contribuyentes del PSI, con patrimonio no justificado, a los fines de la amnistía, bastaría con que estos declaren el nuevo patrimonio y pagado el porcentaje establecido, quedando entonces liberados de cuestionamientos por los años anteriores al 2011 (inclusive).

 Sobre este y otros aspectos presentamos  a continuación nuestra propuesta a ser incluida en una eventual  norma tributaria, que recomendamos sea pronunciada por la DGII.

  Recomendaciones a incluir en una norma
Haciendo abstracción de las consideraciones y motivaciones que normalmente se consignan en el preámbulo para justificar toda normativa legal, nos permitimos redactar algunas líneas, referentes a lo que podría contener como articulado una eventual norma tributaria que pudiera emitir la DGII, las cuales, a nuestro modo de ver, bien podrían ayudar a suplir algunos silencios de la ley y aclarar algunos puntos  de la misma.

Importante es indicar que  nuestra propuesta, está referida a los casos que entendemos presentan confusión en su aplicación, razón por la cual,  habría de ser la misma complementada con los demás aspectos que contempla la ley de amnistía, y que por razones de espacio de publicación no hemos incluido de forma expresa.   

A continuación los textos que proponemos a ser incluidos, amén de recomendar la posibilidad de prorrogar, al menos por 15 días más el período del término para la solicitud de la amnistía, una vez emitida la necesaria normativa que recomendamos sea adoptada:

 1.- A los fines del cálculo de la TET establecida en el Párrafo I del Artículo 3 de la ley y de la base imponible para determinar el monto a pagar por concepto de la amnistía, para el caso de las personas jurídicas, se  tomará el valor consignado en la casilla 1 (Ingresos de operaciones netos)  contenido en el anexo B1 del  Formulario IR-2.

 2.- Cuando la TET sea menor que la del promedio correspondiente al sector de quien solicita la amnistía, se deberá tomar la tasa de dicho sector, suministrada por la DGII, a la cual se le restará la TET de la declaración jurada.  

La tasa así obtenida deberá ser incrementada en un 0.30% y el resultado será la tasa a aplicar a los Ingresos  Operacionales Netos para el caso de las personas jurídicas y de los ingresos  brutos para el caso de las personas físicas.

 3.- Cuando la TET sea igual o mayor  que la del promedio correspondiente al  sector de quien solicita la amnistía,  se deberá tomar  la  TET de la declaración jurada y la misma  multiplicarse por un 0.30%. El resultado así obtenido será la tasa a aplicar a los ingresos de operacionales netos para las personas jurídicas  o  de los ingresos  brutos para el caso de las personas físicas.

 4.- Los saldos a favor reflejados en la declaración jurada del contribuyente no aplican para ser considerados como créditos fiscales a los fines de la amnistía fiscal, por lo tanto los saldos a  favor reflejados en las declaraciones juradas de ingresos, que no han sido solicitados su reembolso, serán considerados como créditos fiscales transferidos a los ejercicios fiscales futuros.

 5.- A los fines de la aplicación del artículo 7, en lo referente a la declaración jurada de los omisos del ISR correspondientes al 2011 y las declaraciones juradas del Itbis, la DGII procederá a conciliar los ingresos declarados y los volúmenes de venta suplidos por el contribuyente que solicita la amnistía, con los datos de información cruzada disponibles en su base de datos y, en los casos que proceda, ajustará los valores conforme a dichos datos, sin que ello signifique la suspensión definitiva de  la amnistía por parte de la DGII.  

En ningún caso la TET resultante de la declaración jurada del ISR presentada podrá ser menor que la TET promedio de su sector de actividad económica en su rango de ingresos declarados.

6.- Los contribuyentes asalariados que no están obligados a presentar declaraciones juradas del Impuesto sobre la Renta, podrán solicitar su amnistía de los incrementos patrimoniales no justificados, presentando conjuntamente el formulario de amnistía y el formulario IR-1 y su anexo, en el cual registrarán sus ingresos que fueron sujetos a retención, en el año 2011, conjuntamente con la carta de retenciones del patrón.

A los fines de corregir su patrimonio consignarán en el lado izquierdo del formulario “anexo” al IR-1 (apartado que dice “Año Anterior”) el patrimonio que no será objeto de  amnistía por prescripción y en el lado derecho (apartado que dice “Año Actual Declarado”) consignará el patrimonio anterior más el que se amnistía. La diferencia patrimonial de cada tipo de patrimonio, así declarada, quedaría perfectamente evidenciada a los fines del cálculo del pago de la amnistía, y quedaría el rastro de la operación de la amnistía, a la vez de adicionar en dicho formulario “anexo” un texto de observación de que el contribuyente ha sido amnistiado.

 7.- Los contribuyentes del PSI, que deseen ser amnistiados por patrimonios no justificados, podrán realizar sus declaraciones, a través del “anexo” del formulario IR-1 en la misma forma que los contribuyentes asalariados, solo que, como ya han presentado sus ingresos de 2011, a través del formulario PSI, correspondiente,  no tendrán que presentar el formulario IR-1.

 8.-Los contribuyentes omisos, personas físicas que nunca han declarado ISR podrán solicitar la amnistía fiscal a través declarar su patrimonio no justificado presentando, conjuntamente el formulario de amnistía y el formulario IR-1 y su anexo, del año 2011, en el cual no registrarán ningún tipo de ingresos. A los fines de declarar su patrimonio no justificado, consignarán los montos correspondientes en el lado derecho del Formulario “anexo” al IR-1 (apartado que dice “Año Actual Declarado”). El total de cada tipo de patrimonio, así declarado, quedaría perfectamente evidenciado a los fines del cálculo del pago de la amnistía, adicionándose en dicho formulario “anexo” un texto de observación de que el contribuyente ha sido amnistiado hasta el año 2011.

COMENTARIOS 1
Comentó: Augusto
De: República Dominicana
Mucha tela por donde cortar las incongruencias, las injusticias y las inequidades. Me parece que una ley defectuosa no debe ser enmendada sobre el escritorio de la autoridad que ha de administrarla, a traves de normas u otros medios, sino que la misma debe hacerse regresar al escritorio del legislador para que este asuma la responsabilidad de hacer todas las enmiendas de lugar. Solo despues han de publicarse normas que cubran detalles importantes que fortalezcan la ley, no que la contradigan o deroguen partes de ella. Razones de jerarquia se imponen al respecto. Felicitamos a Zoroastro por su aporte para que la amnistia no sea distorsionada ni convertida en una condena mayor a los contribuyentes en falta u omisos.
5 Feb 2013 7:38 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña