CONFLICTO EN EL PRD

Vargas reitera se hará la Convención en 2014  

DICE CONFORMARÁN UN PADRÓN QUE GARANTICE SEGURIDAD

  • Sanción. Miguel Vargas volvió a hacer fuertes críticas al grupo que se mantiene leal a Hipólito Mejía.

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, dijo ayer que la Convención interna de esa organización se hará cuando se completen los trabajos que le anteceden, como la conformación de un padrón que garantice la seguridad de los procesos de elección.

Dijo que la fecha de celebración será en febrero de 2014, ya que él fue proclamado de manera oficial en esta fecha del año 2009, según aseguró.

Vargas dijo tener absoluta seguridad de que el PRD completará todos los procesos que lo lleven a ser viable y exitoso, para lo cual tiene que hacer prevalecer la disciplina y la institucionalidad, “de donde florecerá un partido unido, fuerte y triunfador para beneficio del pueblo”.

Dijo, además, que esa organización política no saldrá dividida de la actual coyuntura, y que por el contrario, saldrá más fortalecida en base a la disciplina, la institucionalidad y al trabajo “de una gerencia moderna y un relevo generacional que llevarán a los perredeístas a cumplir su compromiso social”.

Vargas expresó su convencimiento de que será superada la resistencia que hace a los cambios la dirigencia que “lleva más de 50 años disponiendo de los puestos de dirección y los cargos del Estado, y superada también la ambición reeleccionista y continuista desmedida que el pasado candidato presidencial introdujo en el PRD”.

Al ser entrevistado por Marino Zapete y Edith Febles en el programa “El Despertador”, por Antena Latina,  Vargas sostuvo que el proceso de ensanchamiento de los espacios a los jóvenes y las mujeres perredeístas, iniciado con su gestión como presidente del partido, será parte esencial de las transformaciones internas y de la nueva relación que debe tener el PRD con las comunidades y la sociedad en estos nuevos tiempos. 

Conveniencia
Vargas dijo que algunos exdirigentes y otros dirigentes perredeístas han dejado al descubierto que sus convicciones democráticas son de conveniencia, pues en el mes de diciembre cuando el Tribunal Superior Electoral (TSE) les dio ganancia de causa frente a la dirección institucional del partido, afirmaron que habían triunfado el derecho y la razón.

“Pero cuando las sentencias de ese tribunal reconocen que el Consejo Nacional de Disciplina actuó apegado a la ley del partido y al debido proceso al sancionar las gravísimas violaciones estatutarias en que incurrieron los sancionados, entonces esos exdirigentes y algunos dirigentes tratan de descalificar y desacreditar al mismo tribunal que antes elogiaban”, dijo. 

Restó validez a los reclamos de algunas personalidades del partido de que se les ha sacado de la Comisión Política y puntualizó que a ese organismo se pertenece por ser elegido en convención, propuesto y aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional o por desempeñar puestos de dirección también aprobado por el Comité Ejecutivo.

“Nadie es vitalicio en la Comisión Política, ni pertenece a ese organismo de dirección por herencia, y es faltar a la verdad decir que la dirección del partido ha sacado a nadie de ella”, puntualizó. 

DIÁLOGO EN EL PRD Y CON LEONEL FERNÁNDEZ
Vargas dijo que tiene un historial de dirigente amante del diálogo, a lo interno y a lo externo del PRD, y recordó que en tres ocasiones invitó por escrito a Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez para reunirse, conversar y a retomar la agenda institucional del partido. 

Dijo que esas cartas fueron enviadas después de que en una reunión ilegal de la Comisión Política el grupo de “insubordinados” trató de expulsarlo del partido. Deploró que Jorge Mera y Vásquez le contestaron negándose a conversar con él, de lo cual dice tener pruebas. 

Citó también que cuando el gobierno del expresidente Leonel Fernández llamó a un diálogo nacional, él hizo 25 propuestas dirigidas a la solución de problemas nacionales, y que lo mismo hizo cuando en los debates de la reforma constitucional, dialogó y se reunió con el presidente Fernández para contribuir con mejoras notables en la Constitución, incluyendo la no reelección presidencial, la creación del Tribunal Constitucional y otras conquistas.