29 de mayo 2015, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:04 AM
 
*
Santo Domingo
23ºC32ºC
Puntos de vista lunes, 01 de abril de 2013
0 Comentarios
Tamaño texto

Tiempo para el alma

Compartir este artículo
Josefina Navarro

“Ahora, exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo que estaba prometido, y lo ha derramado. Esto es lo que estáis viendo y oyendo”. Hch. 2: 33.

Desde el Génesis escuchamos hablar sobre el Espíritu de Dios que se movía sobre la faz de la tierra. El Señor derramó su espíritu sobre profetas y personas con misiones encomendadas por Él mismo. Dios, por ejemplo, derramó su espíritu sobre Moisés y los ancianos que le ayudaron a apacentar a la desesperada muchedumbre que salió de Egipto hasta llegar al a tierra prometida. 

Sin embargo, Jesús prometió que tras su muerte en cruz y su resurrección, el Espíritu Santo de Dios vendría para hacerse manifiesto no en unos cuantos, en todos los que crean en la verdad salvífica: que Cristo murió y resucitó para el perdón de nuestros pecados y por nuestra salvación. Y la promesa fue y es cumplida. 

Sólo tenemos que clamar la unción del Espíritu Santo con fe verdadera, sabiendo que Dios cumple su promesa, y podemos sentir de su paz, inspirarnos para hacer conforme a su voluntad. Esto, también es real.

Recomendar este articulo por:
COMENTARIOS 0

Comentó: Valdezf
De:República Dominicana
Esa promesa del Espiritu Santo es sólo para todos aquellos que reciben a Jesucristo como su único Señor y Salvador y practican sus enseñanzas. El Espiritu Santo es el que nos fortalece, capacita y nos guía en nuestro andar con nuestro Señor Jesucristo. Dios le Bendiga!!



01 abr 2013 11:27 a.m.
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña